El Mercedes-Benz EQC, el primer modelo 100% eléctrico de la marca, comienza a fabricarse en la planta de Bremen

El nuevo Mercedes-Benz EQC ya está completamente listo para ser comercializado, ya que las primeras unidades ya están en la línea de producción de la planta de la marca de la estrella. Una buena noticia para quienes ya han formalizado el pedido del nuevo SUV eléctrico.

Britta Seeger, miembro del Consejo de Administración de Daimler AG, afirmaba: “Con el EQC de Mercedes-Benz, estamos entrando en una nueva era de movilidad. Es parte de la creciente familia de vehículos totalmente eléctricos de la marca y combina características definidas de los productos de la marca como calidad, seguridad  y comodidad”.

Ya conocemos desde hace unos meses la imagen del que será el primer coche eléctrico al 100% de Mercedes. Su armónico diseño y sus toques en un azul buscando una imagen vanguardista, forman parte del nuevo lenguaje de diseño Progressive Luxury.

El nuevo Mercedes-Benz EQC promete una autonomía con una sola carga que jugará con la cifra de los 450 kilómetros, por lo que se convertirá en una opción muy a tener en cuenta en caso de querer comprar un coche con este tipo de tecnología. Además, la marca ha desvelado el precio del Mercedes-Benz EQC, un SUV eléctrico que partirá de los 71.000 euros.

El Mercedes-Benz EQC se integra en la producción de la planta de Bremen

Como hemos dicho anteriormente, el nuevo Mercedes-Benz EQC se ensamblará en la fábrica que tiene el fabricante de la estrella en la ciudad alemana de Bremen. Por lo tanto, compartirá ubicación con el Mercedes-Benz Clase C, tanto en la variante berlina como en la Estate, así como con el los otros SUV de la marca, el Mercedes-Benz GLC y su versión Coupé.

El proceso de fabricación en todos los vehículos ensamblados en esta marca es digital, flexible y sostenible. Esto es así debido a que la factoría es capaz de adaptarse de forma variable a los vehículos que se vayan a fabricar en la misma y, sobre todo, al sistema de propulsión que monten los mismos.

Además, el fabricante teutón ha puesto especial empeño en que su funcionamiento sea de esta manera, ya que el nuevo modelo de movilidad obligará a construir modelos con diferentes tipos de motorizaciones, por lo que las fábricas también se deben ir adaptando. Por ello, la marca cree que este es el sistema ideal para garantizar el mejor uso posible de la capacidad de la planta y así garantizará  los altos estándares de producción y de calidad que se le exigen a sus vehículos.

La fabricación evoluciona de la mano del personal de Mercedes-Benz

La fábrica de Mercedes ya tiene algunos avances digitales como los nuevos y sofisticados dispositivos móviles, los sistemas de transporte autónomos o la ausencia de papel en toda ella. Pese a todos estos automatismos, Mercedes-Benz promete que su personal es insustituible, por lo que los nuevos dispositivos son un complemento para facilitar el trabajo de los operarios. El uso del Big Data o de la Inteligencia Artificial son elementos clave a la hora de agilizar el trabajo en la propia factoría.

Markus Schäfer, Miembro de la Junta de Mercedes-Benz, declaraba: “La flexibilidad  y la eficiencia son pilares decisivos de la estrategia en nuestra red de producción global y la producción del EQC es una perfecta prueba de ello. El personal de Bremen tiene muchos años de experiencia en la producción de vehículos una amplia gama de modelos y de diferentes tipos de motorizaciones. Por lo tanto, el Mercedes-Benz EQC es la pieza de inicio para la movilidad eléctrica del futuro de nuestra marca”.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0408

Ver todas las versiones del Mercedes-Benz EQC (77.425€ - 77.425€)