El precioso y potente biplaza Mercedes-AMG SL 63 desaparece, literalmente, del catálogo sin reemplazo a la vista

La pista sobre el cese de la producción del Mercedes-AMG SL 63 nos la han dado los compañeros de Carbuzz, los cuales, al descubrir que el citado modelo no aparecía en el catálogo de coches de la firma para Estados Unidos, preguntaron a la marca, la cual no se anduvo con rodeos y señaló que no existiría un sustituto ni una nueva versión del deportivo para 2020.

Hemos comprobado que tampoco en el configurador de Mercedes-Benz España ni tampoco en el de Alemania es posible ya encontrar la versión europea, por lo que hace ver que la decisión afecta, al menos, a Estados Unidos y a Europa.

Con esta decisión, Daimler cesa la producción del deportivo que hace poco más de un año presentó la actual generación con tres versiones: el Mercedes-Benz SL 400, de 367 CV, el SL 500, de 455, y el Mercedes-AMG SL 63 de 585 CV.

Este vehículo contaba con el portentoso motor de 5.5 litros, con sus 8 cilindros en disposición de V, turboalimentado y que, además de los citados 585 CV era capaz de generar 900 Nm de par motor. Fijando un peso en la báscula de 1.845 kg, el sprint partiendo desde parado y hasta alcanzar los 100 kilómetros a la hora lo realizaba en 4,1 segundos.

El precio de este elegante deportivo se situaba próximo a los 200.000 euros, en concreto, 197.300 €.

El enemigo, en casa

Una cantidad que se empareja con también descapotable y biplaza  Mercedes-AMG GT S Roadster, desde 198.000 euros, que, si bien es algo menos potente, con 522 CV, pero que marca un 0-100 3 décimas más rápido (3,8 segundos) gracias a ser 185 kg más ligero, además presenta un aspecto más joven y más más rudo, habida cuenta de generar a su alrededor un halo de mayor exclusividad lo cual ha supuesto para el Mercedes-AMG SL 63 encontrar a la competencia directa dentro de casa.

Además, ambos coches guardan otras similitudes, como es la de sus dimensiones: 4.640 mm de largo, 1.877 de ancho y 1.300 milímetros de alto, con una distancia entre ejes de 2.585 mm para el casod el Mercedes-AMG SL 63, por los 4.544 mm de longitud, 1.939 de anchura y 1.259 de altura, con una batalla de 2.630 milímetros, para el Mercedes-AMG GT S Roadster.

El motor del segundo es también un V8 pero de 4 litros, biturbo, menos potente y con menor par pero con una entrega de los 522 CV a régimen más elevado (desde 6.000 rpm por las 5.500 del Mercedes-AMG SL 63) y un par motor de 670 Nm más aprovechable (desde 1.900 hasta las 5.000 rpm por el de los 2.250 a 3.750 revoluciones por minuto).

Con todo esto, Daimler ha optado por prescindir de una de sus dos opciones, dejando a la gama del Mercedes-AMG GT como único roadster de altas prestaciones.