Mercedes-AMG acaba de presentar el coche de seguridad de la F1 para esta temporada. Un GT R que se convierte en el safety car más potente de la historia gracias a sus 585 CV.

Una vez terminada la pretemporada y analizados los resultados de los Hamilton, Vettel, Sainz, Alonso y compañía, nos faltaba por conocer el safety car de la temporada. Y podríamos decir que la escudería Mercedes va a contar con un tercer bólido en cada Gran Premio. No luchará por victorias ni sumará puntos en clasificación, pero el Mercedes-AMG GT R que velará por la seguridad de los pilotos haría buenos tiempos en cualquier circuito.

safety car f1

Mercedes-AMG GT R

Las dos últimas temporadas, el safety car de la F1 había sido el Mercedes-AMG GT S y sus 522 CV de potencia. Ahora, el GT R  pondrá a disposición de la Fórmula 1 los 585 CV de su potente motor V8 biturbo de 4.0 litros.

Una espectacular unidad con la que el superdeportivo de Mercedes-Benz alcanza una velocidad punta de 318 km/h y tarda 3,6 segundos para alcanzar los 100 km/h. Datos prestacionales que, junto a un excelente trabajo en chasis y aerodinámica, hacen posible el que GT R cumpla con los exigentes requisitos de la reglamentación FIA.

safety car f1

Y es que, para marcar el ritmo de los F1 hace falta mucho gas. Y no por capricho, puest oque es imprescindible el poder mantener una velocidad suficientemente elevada para evitar que los frenos y neumáticos de los Fórmula 1 se enfríen demasiado y que sus motores se sobrecalienten en exceso.

Ajustes de competición

El Mercedes-AMG GT R cuenta con unos genes salidos del circuito, por lo que su versión F1 no ha sido todo lo radical que uno podría pensar. Su aerodinámica activa, construcción ligera, tracción trasera, ajustes del control de tracción y suspensión ajustable con regulación electrónica adicional ya eran un gran punto de partida.

safety car f1

Ahora, con el Paquete AMG Track, el GT R incluye jaula de seguridad y un sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento. Exteriormente la versión Safety Car se diferencia del modelo de producción por unos vinilos con sello Fórmula 1 y un puente de luces de fibra de carbono, diseñado para aumentar su coeficiente aerodinámico gracias a un concienzudo trabajo en el túnel del viento.

Un espectacular coche de seguridad a disposición de Bernd Mayländer, conductor oficial del Safety Car de la F1, y Richard Darker, su copiloto. Éste último podrá monitorizar todos los datos de carrera a tiempo real a través de un sistema de conectividad que se visualiza en los dos iPads incorporados en el cuadro de mandos del GT R.