Mercedes-AMG completa por debajo la gama de su GT 4 Puertas Coupé con la versión GT 53, con motor de 6 cilindros de 435 CV… ¡y etiqueta ECO de la DGT!

Mercedes-Benz ya admite pedidos de la última incorporación a la familia Mercedes-AMG 4 puertas Coupé. Se trata del 53 4MATIC+, presentado el pasado mes de marzo. En este caso el motor es un 6 cilindros en línea con una potencia de 435 CV y un par máximo de 520 Nm.

Utiliza una tecnología de doble sobrealimentación con un turbocompresor y un compresor eléctrico adicional, y lleva sistema eléctrico de 48 voltios. Una fórmula que vimos por primera vez en el Audi SQ7.

Con este motor, el 53 4MATIC+ puede que no resulte tan salvaje como el Mercedes-AMG GT 63 o el 63 S, ambos con motor V8. Pero desde luego, prestaciones no le faltan. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanza los 285 km/h de velocidad máxima. El cambio es el AMG Speedshift TCT de 9 marchas, y conserva la tracción integral AMG Performance 4MATIC+, con distribución completamente variable de par.

Seis cilindros, mild-hybrid y etiqueta ECO

Dos cosas muy importantes sobre esta versión. Salvo por cuestiones de autonomía, más que de bolsillo, el consumo no debe preocupar mucho al comprador de un coche de este tipo. Pero bueno es saber que el GT 53 homologa ya de salida casi 2 l/100 km menos que el V8.

Sin embargo, hay algo que tiene el GT 53 y que no podrás conseguir en el GT 63, ni siquiera recurriendo a la lista de opciones: ¡cuenta con la etiqueta ECO de la DGT! Y eso, en los tiempos que corren, puede ser definitivo, teniendo en cuenta las ventajas que otorga el distintivo ECO, sobre todo para los que viven en las grandes ciudades.

A la pregunta de cómo puede una berlina deportiva con casi 450 CV y unas emisiones de C02 superiores a los 200 g/km contar con la etiqueta ECO, y no la tiene un Mercedes Clase A 180 con 136 CV, 5,3 l/100 de consumo y emisiones de poco más de 120 g/km, lo mejor es que no le busques respuesta. Lo mismo sucede con otros coches, como os contamos durante la prueba del nuevo Audi Q8, un SUV que también acaba de llegar al mercado y cuenta con etiqueta ECO.

Son algunas de esas incongruencias de nuestra Administración, que actualmente considera híbrido a cualquier coche con un sistema de hibridación ligera Mild-Hybrid como el que lleva el Mercedes-AMG GT 53.

En el caso del GT 53, un motor eléctrico que hace las veces de alternador y de motor de arranque –Mercedes lo denomina EQ Boost– se integra entre el motor y la caja de cambios, y está conectado a la red eléctrica de a bordo, que es de 48 voltios. Permite ofrecer una potencia adicional en momentos puntuales de hasta 22 CV, y circular largos períodos en modo de marcha por inercia, con el motor de combustión desconectado.

Lo segundo importante que define al GT 53 es el precio. Porque si te conformas con dos cilindros menos y puedes vivir sin el rugido del V8, el ahorro es como para pensárselo. Su precio de partida es de 135.700 euros. Es decir, resulta 40.000 euros más barato que el GT 63 4MATIC+ de 585 CV, y cuesta 60.000 euros menos que el GT 63 S de 639 CV.

 

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0

Ver todas las versiones del Mercedes-Benz GT (0€ - 0€)