Los nuevos Mercedes-AMG CLA 45 y CLA 45 S han llegado a la carrocería Shooting Brake con más potencia, más tecnología y un comportamiento más radical.

Recientemente hemos conocido la versión intermedia entre la gama más modesta y la más salvaje del CLA Shooting Brake, el Mercedes AMG CLA 35 Shooting Brake, un coche que consigue combinar la deportividad con el uso familiar. Sin embargo, poco tiempo ha dejado la marca de la estrella para presentar sus dos nuevas versiones, y esta vez con una cucharada extra de pimienta: el Mercedes AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake y la aún más radical variante S.

El Mercedes-Benz CLA Shooting Brake consigue no perder un ápice de atractividad respecto a la versión Coupé y al Clase A recientemente presentados. Esto nos queda aún más claro después de haber sido tocado por la varita de AMG, puesto que a la pequeña berlina del fabricante teutón no le puede sentar mejor esta carrocería.

El Mercedes-AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake gana enteros en atractividad

El primer rasgo por el que podremos diferenciar que estamos ante la versión más deportiva del Mercedes-Benz CLA es su calandra de lamas verticales. Sin embargo, tampoco cuesta mucho comprobar que esta versión es más musculosa, con unos pasos de rueda ensanchados y unas tomas de aire para que su motor pueda respirar. Además, un paragolpes delantero con pequeños apéndices para mejorar la aerodinámica nos dejan claro que la cosa es seria.

Si nos detenemos en la zaga del nuevo Mercedes AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake, destacan dos embellecedores en forma redonda para las salidas de escape (más amplias en el S) y un faldón trasero también más ancho. Además, un difusor trasero de cuatro vías se encarga de canalizar el aire por los bajos del coche.

La principal ventaja de la carrocería Shooting Brake respecto a la versión de tres volúmenes es su capacidad de carga. El Mercedes AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake tiene un maletero de 505 litros, por lo que cuenta con 45 litros de carga más que el Coupé.

Además de los elementos que vemos a simple vista, el nuevo deportivo de la marca tiene otros que no se ven de primeras. Uno de estos es la denominada “placa de empuje”, una plancha de construcción ligera que va atornillada bajo el motor y aumenta la rigidez de la parte delantera. Si abrimos el capó, podremos ver una barra de torretas o unas chapas de refuerzo que enlazan los largueros con el pilar A para evitar el subviraje.

El motor del Mercedes-AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake es el 4 cilindros más potente del mercado

Mercedes-AMG CLA 45 Shooting BrakeEl nuevo Mercedes AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake tiene un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros alimentado atomizado con un turbo de gran tamaño. Gracias a esto, el fabricante ha extraído 387 y 421 caballos. Esta cifra de potencia le hace ser el motor de cuatro cilindros con más potencia que existe en el mercado.

Este motor es una obra de artesanía, puesto que es montado completamente a mano en la planta artesanal que AMG tiene en Affalterbach, en la que se ha creado una nueva línea de fabricación sólo para él.

El Mercedes AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake monta la el motor en la configuración de 387 caballos, por lo que hace el 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y tiene una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Por otro lado, el CLA 45 S tiene bajo el capó el motor de 421 caballos, por lo que hace el 0 a 100 km/h en 4,0 segundos y tiene una velocidad máxima limitada a 270 km/h.

El propulsor va asociado en ambas versiones a la caja de cambios AMG Speedshift DCT de ocho velocidades. Esta transmisión se adapta al programa de conducción que se elija mediante el AMG Dynamic Select. Este ofrece seis configuraciones: Mojado, Comfort, Sport, Sport +, Individual y Race. Además, la función Race-Start permite exprimir cada caballo desde parado, por lo que se consigue una aceleración espectacular.

Un conjunto estudiado al milímetro para ofrecer un gran comportamiento dinámico

Asociado a estos programas de conducción está el AMG Dynamics, un sistema centrado en variar la intensidad del ESP. Por ejemplo, cuando el coche está trazando una curva, el sistema frena la rueda trasera del lado interior de la misma, por lo que el coche rodea mejor la trazada. Sin embargo, dependiendo del modo de conducción que tengamos activado, incide a cuatro niveles diferentes:

  • Basic: vinculado a los programas de mojado y Comfort, con un comportamiento muy intrusivo.
  • Advanced: se activa cuando se configura el modo Sport. Cuando el sistema está posición es más permisivo y neutraliza los toques de freno en las ruedas traseras.
  • Pro: activo en el modo Sport+. El sistema otorga una mayor asistencia en maniobras dinámicas de conducción, por lo que el coche aumenta su agilidad y transmite lo que hay bajo las ruedas.
  • Master: asociado al programa Race (de serie en el CLA 45 S y opcional para el modelo básico). Este programa está pensado para rodar en circuito, ajustando el coche para que tienda al sobreviraje, por lo que con este, los derrapes están asegurados.

Algo común de ambas variantes es la tracción integral 4Matic, que va unida al sistema AMG Torque Control, que es capaz de distribuir de forma variable la fuerza de la propulsión tanto en ambos ejes. Gracias a este sistema de control de par, es posible la existencia del “Drift Mode”, que permite jugar con la trasera del coche y conseguir buenas cruzadas.

El nuevo Mercedes AMG CLA 45 Shooting Brake cuenta con un nuevo tren de rodaje que cuenta con elementos específicos en la suspensión y unos nuevos amortiguadores variables que consiguen una gran estabilidad al trazar curvas. Además, también se ha buscado un mayor confort de marcha cuando se necesite que en la anterior generación del modelo.

Este novedoso sistema de suspensión llamado AMG Ride Control permite al conductor elegir entre tres configuraciones que regulan la dureza para hacerlo más deportivo o más cómodo. Sin embargo, este también es capaz de funcionar automáticamente, adaptando la dureza en función del estado de la calzada y de las condiciones de conducción de cada momento.

No podía faltar el sistema de infoentretenimiento MBUX

Sin embargo, un coche tan orientado al buen rendimiento no se puede olvidar de ofrecer un buen equipamiento tecnológico, algo en lo que Mercedes-Benz es todo un experto. Por ello, el nuevo Mercedes AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake cuenta con el sistema de infoentretenimiento MBUX.

En este modelo se puede configurar con tres estilos: Clásico, Sport y Supersport. Este último, como su propio nombre indica, es el que imprime un carácter más deportivo al sistema. Al activarlo, el cuentarrevoluciones se sitúa en la parte central y el resto de la información se presenta en forma de barras a ambos lados del mismo.

Por tanto, ya tenemos aquí el nuevo Mercedes AMG CLA 45 4Matic Shooting Brake, la variante más aspiracional del modelo de la marca de la estrella. La marca no ha dado a conocer el precio de esta versión ni tampoco la fecha exacta de llegada a los concesionarios (aunque será pronto).

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Sedan, Familiar4, 5460 - 505
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
5,0 - 8,5122 - 381112 - 194

Ver todas las versiones del Mercedes-Benz CLA (31.400€ - 66.875€)