Repasamos los bloques que por comportamiento y datos homologados resultan los más destacados y, por ello, optaron o recibieron el premio como mejores motores de tres cilindros

La reducción de la cilindrada de los motores, conocida como downsizing es cada vez más general. Por ello se hace necesario analizar cuáles son los mejores motores de tres cilindros del mercado actual.

Lejos quedan los tiempos en los que, para ofrecer unos motores de altas prestaciones, era imprescindible contar con motores de gran cilindrada.

La reducción del consumo de carburante y, por ende, de las emisiones de gases contaminantes que permitan cumplir las, cada vez más asfixtantes, leyes anticontaminación ha motivado que los fabricantes recurran a reducir el número de cilindros del motor.

Lejos de suponer un problema, esta adaptación tecnológica se ha ido asentando en la mentalidad de la clientela y su aceptación es más que total, rompiéndose esa relación añeja que llevaba a asociar un motor pequeño a potencia baja, en pos de una sostenibilidad que, incluso, ofrece motores más pequeños con potencias mayores a las de sus equivalentes más cercanos.

Los mejores motores de tres cilindros: Ford Ecoobost 1.0

Ford ha sido uno de los fabricantes que, al comienzo de esta década, apostó por la generalización de los motores de tres cilindros. La familia de motores Ecoboost de Ford parten del modesto bloque 1.0 litros es capaz de producir tres rangos distintos de potencia:  100, 125 y hasta 140 CV, presentes en los más que populares Ford Fiesta y Ford Focus sin olvidar que la gama SUV, con el Ford EcoSport como representante por excelencia de estos motores entre los todocamino.

Tomando como referencia entre estos tres modelos el de porte intermedio, el Ford Focus Trend 1.0 EcoBoost de 100 CV homologa un consumo medio de 4,7 litros y unas emisiones de CO2 de 107 g/km recorrido.

Los mejores motores de tres cilindros: Volkswagen TSI 1.0

Y nombro a este bloque como Volkswagen aunque hay que tener en cuenta que este motor está presente en las marcas más generalistas del Grupo Volkswagen como uno de los motores más populares, ya que este bloque de tres cilindros está presente en modelos que, o son números uno de ventas, o, cuanto menos, de los más vendidos. Y por algo es.

Desde el compacto nacional por excelencia, el Seat León pasando por el SUV de moda Volkswagent T-Roc 1.0 TSI hasta su hermano, el urbanita Volkswagen Polo, sin olvidarnos de la berlina de los primos checos con el Skoda Octavia, todos ellos tienen presentes en su vano motor el mismo bloque de tres cilindros y 999 centímetros cúbicos de cilindrada.

Un bloque con una potencia más que adecuada en los modelos citados, 115 CV, un consumo de unos 5 litros de media y unas emisiones de entre 107 y 117 g/km, lo mejor es sin duda su comportamiento: ágil y, ensamblados en carrocerías como la de la prueba del Volkswagen T-Roc, resultan conjuntos dinámicos, divertidos y cómodos de conducir.

Los mejores motores de tres cilindros: Volvo T3

Con la consecución del galardón como Coche del año de 2018, el Volvo XC40 logró el título de lo que todos sabíamos: que es uno de los mejores coches nuevos del mercado.

Se una moda la de los SUV o no, su comportamiento y, sobre todo, la comodidad y las sensaciones que produce su conducción justifican su elección.

Como lo es contar con una gama de motores T4 de 190, T5 de 247 CV y por fin el motor T3 de Volvo, tricilíndrico de 1.477 cc, que rebajaba su potencia hasta los nada despreciables 156 CV y un par de 265 Nm, más que suficientes para mover a este todocamino sin comprometer un ápice sus buenas cualidades dinámicas. El consumo homologado para el Volvo XC40 T3 es de 6,2 litros de carburante y unas emisiones de 144 gramos, lo que le sitúa en los márgenes de la Euro 6.

Además, este motor de tres cilindros de Volvo es el elegido para el maridaje con la tecnología híbrida, lo cual nos permitirá ver en 2019 un bloque de tres cilindros híbrido en la gama Volvo.

Los mejores motores de tres cilindros: Peugeot PureTech

Al igual que ocurre con los motores 1.0 TSI del Grupo Volkswagen, los motores PureTech de las marcas del grupo PSA (Peugeot, Citroën, DS y Opel) ofrecen un buen comportamiento, sobre todo el carrocerías y chasis como son la del Peugeot 308 y la del DS7 Crossback.

En el caso del Peugeot 308 PureTech de 110 S/S, la conducción de este compacto resulta más que agradable. Un motor suave y progresivo de 1.199 cc y 110 CV que, si bien no es un portento en cuanto a deportividad, sí que resulta agradable en cuanto a reacciones. Tiene un consumo homologado para conducción extraurbana de 3,9 litros a los 100 y unas emisiones de 110 g/km.

Su primo, el nuevo y flamante DS 7 Crossback es un SUV de moda o para la moda o por moda ya que, con la elegancia propia de un traje de alta costura francesa, su aspecto interior y exterior queda complementado por la sobresaliente respuesta del motor de tres cilindros 1.2 PureTech de 130 CV se transforma en este elegante todocamino, se suelta la melena y ofrece un dinamismo más propio de un compacto de corte relativamente deportivo que de un SUV familiar.

El consumo medio de 5,3 litros y las emisiones de 121 g/km son más elevados que en el caso del bloque de 110 CV, una configuración no disponible para la gama 7 de DS, pero, aún así, lejos de ser disuasorios, hacen ganar enteros al motor tricilíndrico de Peugeot de 130 CV.