Un jurado especializado elige los mejores motores del año en los galardones  International Engine of the Year. Estos son los primeros clasificados en todas y cada una de las categorías.

Los vehículos actuales cada vez cuentan con nuevas tecnologías, que los convierten en mucho más que un coche y generan más elementos dignos de admirar. Sin embargo, su componente más esencial siempre seguirá ahí independientemente de que recurra a la gasolina o a la electricidad como sustento de vida, es decir, el motor. Como viene siendo habitual, los premios International Engine of The Yeat a los mejores propulsores del año ya han sido anunciados, y hoy os traemos lo mejor de cada categoría.

En esta lista nos podremos encontrar con todo tipo de motores y propulsores, puesto que en ella se engloban desde los modelos más modestos hasta los superdeportivos más radicales. De esta forma, se da cabida a todos los propulsores sin discriminarlos por su configuración, y se establece una clasificación que permite a los usuarios utilizarla como guía a la hora de comprar un coche nuevo, siempre y cuando una de las primeras prioridades sea contar con un propulsor de referencia.

Motor de 999 cc: pequeño pero matón

En la actualidad, los fabricantes están apostando por los propulsores de pequeña cilindrada y tricilíndricos, con el objetivo de ofrecer a sus clientes unas prestaciones adecuadas y un bajo consumo. Dentro de esta categoría nos encontramos con numerosos aspirantes al título, pero tan solo uno de ellos ha podido resultar campeón.

Volkswagen e-up

El premio al motor del año de menos de 1.0 litro de cilindrada es para Volkswagen con 283 puntos, un propulsor que se emplea en diferentes modelos como el Up!, Polo, Golf, T-Roc y en varios modelos tanto de SEAT, Audi y Skoda. Este motor se caracteriza por ofrecer unos consumos muy contenidos y ser el compañero perfecto para plantar cara al mundo urbano.

Sin embargo, también debemos dar cabida a otros motores que, al igual que el corazón que ofrece Volkswagen para su gama de modelos, cuentan con características muy similares. El segundo puesto corresponde para Ford con 267 puntos, puesto que su propulsor Ecoboost se emplea para varios modelos y cuenta con una eficacia digna de admirar.

bmw i3s

Por último pero no menos importante, el tercer puesto corresponde para BMW y su propulsor de 2 cilindros y 647 cc, el cual se emplea en sus modelos 100% eléctricos. El i3 y el i3S son los encargados de recibir este motor y, aunque no se encargue de mover las ruedas, sirve como generador para el propulsor principal eléctrico. Con 127 puntos, la firma germana entra directamente en el top 3 de esta categoría.

Motor de 1.0 litros a 1.4: bajos consumos, eficiencia y compromiso

Si damos el salto correspondiente nos encontraremos con una segunda categoría, la cual abarca desde los motores de 1.0 litros hasta los de 1.4 litros. Estos propulsores se caracterizan por presentar un comportamiento más lleno, obtener más potencia pero sin renunciar en ningún momento a unos bajos consumos.

El primer puesto de esta categoría ha viajado directamente hasta Francia, donde el Grupo PSA lo ha recogido con orgullo. El motor PureTech de 3 cilindros y 1.2 litros ha sido galardonado con 295 puntos, una cifra que lo lleva directamente hasta el primer puesto de este segmento. Su alto nivel de polivalencia, sus bajos consumos y sus prestaciones hacen de este motor uno de los mejores no solo para la ciudad, sino también para afrontar la carretera.

Fast Lane Seat Leon

En el segundo y tercer puesto nos volvemos a encontrar con Volkswagen, quien ha destacado considerablemente con sus propulsores de 1.4 litros TFSI ACT  y 1.4 TFSI. Ambos han conseguido 185 y 169 puntos correspondientemente, donde destacan por sus buenas prestaciones y equilibrio entre eficiencia y potencia. Las siglas ACT hacen referencia a los propulsores del grupo germano capaz de desconectar cilindros, lo que reduce considerablemente el consumo y, al mismo tiempo, se emplea indistintamente en varios modelos del Grupo VAG.

Motor de 2.0 litros a 2.5: el escalafón hacia la pura deportividad

Dentro de esta clasificación no solo debemos dar cabida a los propulsores más eficientes y respetuosos con el medioambiente, sino también a aquellos que despiertan nuestro lado más deportivo al volante. Pese a que hoy en día nos podemos encontrar con multitud de compactos deportivos con motores de menor cilindrada, los propulsores comprendidos entre los 2.0 litros y los 2.5 son los que hoy nos conciernen.

El primer puesto de esta categoría es para Audi, cuyo motor de 2.5 litros TFSI y cinco cilindros fue galardonado con 470 puntos. Este propulsor se encarga de darle vida al RS3, TTRS y RSQ3, haciendo que los tres modelos no solo emanen un sonido espectacular, sino que también es capaz de brindar unas prestaciones propias de un superdeportivo con sus 400 CV de potencia. Un motor que, en sus sucesivas evoluciones, lleva dominando esta categoría nueve ediciones consecutivas.

La segunda posición corresponde a uno de los motores benjamines del momento, el 2.5 bóxer turbo de Porsche que, con 352 puntos, se sitúa entre los más aclamados. Este propulsor se encarga de dar vida a la nueva generación del Porsche 718 Boxter y Cayman, los cuales se presentan como la opción de acceso en la firma germana, pero que eso no te engañe, puesto que la eficacia que muestra el deportivo de Porsche es digna de admirar.

Porsche Cayman 2017

En tercer lugar y con 174 puntos nos encontramos con el propulsor de 2.3 litros sobrealimentado de Ford, el cual se encarga de darle vida a uno de los compactos deportivos más aclamados, el Focus RS. Este motor se caracteriza por ofrecer unas sensaciones muy puras y divertidas pero, al mismo tiempo, también es capaz de ofrecer un alto grado de versatilidad. De esta forma, el compacto americano se convierte en una de las opciones más a tener en cuenta de su segmento.

Motor de 4.0 litros y más: donde se roza la perfección

Otra de las categorías que nos encontramos es la de los propulsores más radicales, los cuales se encargan de dar vida a los modelos más eficaces y deportivos del momento. Los fabricantes no buscan tener ningún pudor a la hora de crear estos motores, y es por esto que se presentan como unos de los más aclamados del momento.

El primer puesto se lo lleva una de las firmas más emblemáticas del mundo con 346 puntos, puesto que se lo lleva Ferrari y su V12 atmosférico de 6.5 litros capaz de producir 800 CV y 700 Nm de par. La firma del Cavallino Rampante ha sido capaz de crear uno de los motores más eficaces del mundo y que convierten al Ferrari 812 Superfast en uno de los modelos más rápidos de su segmento y en uno de los más especiales.

En segundo lugar nos encontramos con el V10 atmosférico de 5.2 litros utilizado por el Grupo VAG para darle vida tanto al Audi R8 como al Lamborghini Huracán. Este propulsor ha demostrado en innumerables ocasiones que está a la altura de las expectativas, puesto que su polivalencia lo hacen el compañero perfecto tanto para hacer uso de él en nuestro día a día como para ir al circuito y descargar nuestra adrenalina.

En tercera posición nos encontramos con BMW y con su poderoso V8 sobrealimentado de 4.4 litros al que se le ha encomendado la tarea de darle vida a la última generación del BMW M5. Con 176 puntos ha sido considerado como el tercer mejor motor de su categoría, algo que se debe a la increíble capacidad de dominar la pista y, al mismo tiempo, de ser capaz de realizar largos trayectos sin renunciar al confort.

Motores eléctricos: el futuro también merece su reconocimiento

La era de los vehículos eléctricos está al caer y, pese a que aún no están 100% instaurados en el mercado, cada vez son más las firmas que recurren a este tipo de propulsores. De esta forma, se conseguirá una contaminación cero, prestaciones a la altura de cualquier motor de combustión y, al mismo tiempo, una autonomía muy respetable.

El primer puesto corresponde para una de las marcas pioneras de este segmento, Tesla, la cual ha conseguido un total de 408 puntos que le han llevado a la victoria. La firma americana cuenta con la ventaja de ofrecer un amplio abanico de opciones para sus clientes, adaptándose así a aquellos que busquen deportividad y, al mismo tiempo, a aquellos que tan solo busquen confort y eficiencia.

Tesla Model S aceleración

En el segundo puesto nos encontramos con BMW y sus 281 puntos conseguidos gracias al propulsor que le da vida al BMW i3. El primer modelo 100% eléctrico de la firma germana ha supuesto una revolución y su éxito en el mercado lo posicionan como uno de los vehículos más vendidos de su segmento, puesto que se presenta como el eléctrico ideal para afrontar tanto el mundo urbano como la carretera.

Opel Ampera-e-premio

Por último pero no menos importante, el Grupo General Motors se posiciona en tercer lugar con 238 puntos, una cifra que va destinada directamente a los Chevrolet Bolt y Opel Ampera-e. Ambos modelos cuentan con un éxito atronador en sus respectivos mercados, donde su precio asequible y prestaciones a la altura de cualquier motor de gasolina tradicional los convierten en dos grandes opciones.

Y los tres mejores motores son…

Una vez que se han escogido los mejores motores de cada categoría, se debe hacer una selección de aquellos que han destacado cuantiosamente por encima de la competencia. En este apartado, se engloban todos ellos y nos encontramos con algunos de los mejores propulsores del momento tanto en deportivos como en compactos pensados para el mundo urbano.

Ferrari 488 Pista

El primer pusto global va destinado para Ferrari y su 3.8 V8 sobrealimentado que, con 486 puntos, ha sido escogido como el mejor motor del mercado. Este propulsor se encarga de darle vida al 488 GTB y a sus respectivas variantes, como el Pista. Destaca por encima de la competencia gracias a sus prestaciones en la pista y a su capacidad de ser usado en el día a día.

En segunda posición nos encontramos con Porsche y su seis cilindros turbo de 3.0 litros, un propulsor que ha recaudado 198 puntos. Este motor se encarga de darle vida a las variantes más “modestas” del 911 y, al mismo tiempo, a algunas de las más radicales. Este propulsor destaca por su polivalencia y por sus prestaciones, las cuales siguen convirtiendo al Porsche 911 en uno de los deportivos más impresionantes del planeta.

Porsche 911 híbrido

Ferrari ha vuelto a entrar en el podio con el V12 atmosférico de 6.5 litros y sus 158 puntos, los cuales lo dejan en una impresionante tercera posición a nivel global. Este propulsor se encarga de darle vida al Ferrari 812 Superfast, uno de los modelos más potentes jamás fabricados por la firma del Cavallino Rampante, algo que demuestra en cualquier tipo de terreno.