La reciente edición del Goodwood, Festival of Speed, deja momentos espectaculares

Los terrenos del Duque de Richmond se tornan como el epicentro de atención durante el primer fin de semana de julio para los aficionados a los automóviles más exóticos, bien sean de producción o de competición.

Para calentar los motores, o mejor dicho, acelerar el pulso de los espectadores, el Festival of Speed de Goodwood, o FoS, recibía por todo lo alto a quienes accedían a. recinto, como ya es habitual, con la escultura principal en la que aparecía el Aston Martin DBR1 como homenaje a los 60 de la victoria en Le Mans de este deportivo.

Igualmente, no hay mejor entorno que éste para presentar la serie limitada del Aston Martin Vantage comercializada como Aston Martin Heritage Racing Editions que revive el triunfo en la cita francesa en los acabados del modelo que actualmente está a la venta.

Además, la Cavalcade de modelos de Aston Martin sirvió de muestra de la evolución de la firma tanto en modelos de producción como de competición. Una evolución que tiene en nuevos ejemplos, como el también presente Aston Martin DBX, el primer SUV de los de Gaydon, y el Aston Martin Rapide E, el primer coche totalmente eléctrico de la firma.

Honda e, rodando entre los grandes

Y es que Honda no tuvo ningún complejo a la hora de hacer debutar a su pequeño pero potente utilitario eléctrico. El prototipo del futuro Honda e se expuso a la vista de todos los presentes, rodando con total dignidad entre coches que juegan en otras ligas.

Porsche Taycan, sin tapujos ante el público

Y si hablamos de coches eléctricos, automóviles que marcarán un antes y un después, de vehículos que tienen más que perder que de ganar, y no nos referimos en cuanto a mejores tiempos en pista, es el Porsche Taycan.

Tras exponer una de las unidades de preproducción en China, el debut europeo del Porsche Taycan ha sido sobre el pavimento del FoS con un ligero camuflaje en sus ópticas delanteras y traseras.

McLaren GT, debut sobre el asfalto

Conocíamos las bondades estéticas y mecánicas del nuevo McLaren GT, un coche que viene a recoger lo mejor de los deportivos de los de Woking en una carrocería propia de gran turismo.

Pero, aún, no habíamos visto cómo se deslizaba sobre el asfalto este nuevo coche. Algo que ya hemos podido comprobar, aunque sea desde la distancia, ya que el McLaren GT ha hecho su debut dinámico en el FoS.

El retorno de De Tomaso

Posiblemente, la estrella de este FoS, en cuanto a novedades y a automóviles de producción se refiere, es el nuevo modelo construido por el revivido De Tomaso, que, inspirado por el prototipo de 1960 conocido como P70, verá en las únicas 72 unidades producidas un viaje al pasado mediante este coche tan exclusivo llamado De Tomaso P72.

Los coches de competición en Goodwood FoS

Y si hay algo que sabemos es que el Festival of Speed sabe cómo aunar como ningún otro evento lo mejor del automovilismo comercial y el de competición.

Por eso, además de las exposiciones estáticas y las dinámicas, hacer compartir la pista de la subida a coches de calle y a coches de circuito permite también mostrar cuán diferentes pueden ser las versiones de competición de los coches de calle o, directamente, cómo algunos coches no tienen sin igual.

Ferrari P80/C, único en su especie

Por ejemplo, el único e irrepetible, al menos según lo que la marca asegura, Ferrari P80/C. Este ejemplar inédito, fabricado en exclusiva para circuito, rodó en el trazado brillando con luz propia y dejando un bramido insertado para siempre en los nervios auditivos de los allí presentes.

Recuerdo emotivo para Michael Schumacher

Tras la exposición en el Museo Ferrari en honor del 50 cumpleaños del icono del automovilismo, el FoS de Goodwood también se sumó al homenaje al pluricampeón del mundo de Formula 1, Michael Schumacher.

En el lugar se congregaron miles aficionados y de personas fundamentales para la vida del piloto. Desde su esposa, Corinna Schumacher, al que fuera Jefe de Equipo en Ferrari y actualmente Presidente de la FIA, Jean Todt, su ex ingeniero de pista, Ross Brown, el ex CEO de Ferrari, Luca di Montezemolo, e, incluso, uno de los rivales que pusieron, literalmente, hasta la última curva del circuito, las cosas difícil para Damon Hill, muestran el respeto que sigue suponiendo la figura de Michael Schumacher.

En el entorno de la temática «Speed Kings – Motorsport’s Record Brakers», se expuso hasta seis de los monoplazas de Ferrari que auparon a lo más alto al piloto que en su época defendiendo el color rosso scuderia con los que logró 5 de los 7 títulos conseguidos.

Otros ejemplos de la colección de la familia Schumacher son los monoplazas de F1 de los equipos Jordan, Benetton y Mercedes que vieron cómo el piloto debutaba, triunfaba y cerraba su carrera deportiva en la categoría reína del automovilismo deportivo pero también aparecían otros coches clave en su carrera como Formula Ford RF88 de 1988, el brutal Mercedes 190E DTM de 1991 y el icónico Mercedes C11 Group C de resistencia.

Los Solberg, en su salsa

Los genes mandan y, no solo la pasión por los rallyes ha recibido sino que, la emotividad al volante, es una de las características que Oliver Solberg, hijo del campeón del mundo de rallyes, WRC, y dos veces del Mundial de Rallycross, WRX, Peter Solberg, también presente en el FoS con varios vehículos.

Y es que el noruego puso en manos de su vástago el Citroën DS3 WRX con el que deleitó a propios y asustó a extraños en su intento por ser el piloto más joven en marcar el récord de pista, algo que no consiguió pero que, sin duda, fue uno de los que más disfrutó de los casi 1,87 km cronometrados.

La electricidad manda en el Hillclimb de Goodwood

De nuevo Romain Dumas y, de nuevo, el Volkswagen ID. R se hacen con otro récord. Aunque éste sea un tanto anécdotico, no deja de ser una nueva marca batida por el prototipo eléctrico integrado en la familia ID.

Con un tiempo de 39,9 segundos, en la lanzada del viernes, rebajó el récord de 41,6 segundos marcados por el piloto Nick Heidfeld en el McLaren MP4/13 en 1999 cuando aún se permitía que los coches de Formula 1 realizaran el tiempo cronomentrado.

Pero no solo eso, esta nueva marca deja por los suelos el tiempo de 43,86 segundos que el propio Volkswagen ID.R logró en 2018 y que fue el mejor tiempo de la edición del año pasado.

Y si de coches de competición del mañana, de nuevo Roborace se deja ver de nuevo en Goodwood, este año, vuelve con su nuevo DevBot 2.0 y vuelve a quedarse sin un humano en su interior para demostrar que, no sin que nos produzca cierto temor, que los coches de competición autónomos están de camino a los circuitos.

Como nota curiosa, este coche también ha logrado su récord ya que ha marcado el mejor tiempo para un coche eléctrico y autónomo en el recorrido del FoS.

Lo mejor de Goodwood Fos 2019

Y si tras este resumen, tienes ganas de más, te proponemos reservarte algo menos de media hora para ver un vídeo recopilatorio con los mejores momentos de la actividad sobre la mojada pista de la subida, un desfile de los coches más excitantes que aparecieron en esta edición de Festival of Speed 2019.