Si te acabas de sacar el carnet de conducir y estás pensando en comprarte tu primer coche, te damos 10 opciones muy diferentes.

El momento de sacarte el carnet de conducir es uno de los más dulces en la vida, ya sea porque te gustan los coches y has soñado con poder ponerte al volante de uno toda la vida o porque te apetece dejar de pagar el pastizal que cuestan las clases, tasas de examen, etc.

Una vez que tienes el carnet provisional en la mano, lo primero en lo que piensas es: ¿Y ahora qué? Te has enamorado del coche de la autoescuela y la idea de comprarte uno igual porque ya te has acostumbrado a ese embrague te seduce.

Tienes dos opciones, recurrir al nutrido mercado de vehículos de segunda mano o, por el contrario, tener la suerte de estrenar un coche. Pese a que algunos precios del mercado de ocasión te puedan interesar, la realidad es que aprender en un coche recién sacado del concesionario es mucho mejor, puesto que te sientas en un coche sin vicios ni trucos raros, lo estrenas tú y juntos escribiréis vuestras primeras historias en la carretera.

Por ello, te vamos a recomendar 10 coches ideales para conductores nóveles, eso sí: ¡Que no se te olvide la L en casa!

Seat Mii: perfecto para ir por la ciudad

El modelo más pequeño de la gama de Seat es hermano directo del Skoda Citigo y del Volkswagen Up!, por lo que esta opción en realidad es triple. Lo mejor de este coche son sus reducidas dimensiones, con las que podrás aparcar fácilmente en cualquier hueco que veas.

Además, el Seat Mii TGI de GNC es la opción ideal si vives en una opción con perímetros restringidos al tráfico, puesto que cuenta con etiqueta ECO y podrás entrar en ellos. Además, pagarás menos en los parquímetros, por lo que podrás aún te quedarán unos euros para cenar con tus amigos. Además, hemos probado toda la gama TGI de Seat y aquí te contamos qué nos ha parecido.

Si te gusta este coche debes darte pris, puesto que Seat deja de fabricar el Seat Mii y el Seat Toledo. No veas esto como una pega, sino que debes verlo como una ventaja, ya que tienen unidades en stock desde 10.090 euros, por lo que seguramente te podrás hacer con una unidad bien equipada por un buen precio.

Fiat 500: el más “chic”

El Fiat 500 es uno de esos coches que enamora a primera vista, con un diseño retro y unas dimensiones reducidas ideales para ir por la ciudad. Una de las principales ventajas del Fiat 500 son las enormes capacidades de personalización que tiene, por lo que será difícil cruzarte con alguno igual al tuyo.

El principal problema del Fiat 500 es su reducido maletero, de tan sólo 161 litros de capacidad, es decir, para poco más que dos mochilas. Sin embargo, como afirma el dicho, “para lucir hay que sufrir”, por lo que este es el principal precio a pagar por tener uno de los coches más cucos del mercado.

La gama de precios parte de los 14.965 euros que cuesta la versión más básica, denominada Pop, aunque si te apetece una versión con un toque más picante, Fiat ofrece la versión S desde 17.050 euros. Estos precios de partida van asociados al motor 1.2 de 69 caballos, aunque quizá te merezca la pena pagar 950 euros más y elegir el 0.9 Turbo Twin Air, que con 85 caballos va mucho más desahogado en autopista.

Jeep Renegade: por si la moda de los SUV te ha embaucado

La idea de presentarte delante de tus amigos con un SUV puede que te mole, ya que vas a ser siempre el elegido en todos los viajes. Esta idea puede molar más todavía si pones las llaves de todo un Jeep encima de la mesa.

El Jeep Renegade es el modelo de acceso a la gama de la marca americana y, aunque realmente tenga apritudes off-road casi nulas, su estética es muy robusta. Esto no es nada extraño, puesto que el 90% de los SUV del mercado pueden hacer poco más que subir un bordillo.

La versión de acceso es el Jeep Renegade Sport, con un precio de partida de 20.765 euros. Su equipamiento por este precio es completo, con algunos elementos que pueden venirte bien si te acabas de sacar el carnet, como por ejemplo el asistente de frenado de emergencia o el aviso de salida del carril. Además, podrás poner el último hit del verano a tus colegas desde la pantalla táctil de 5 pulgadas que trae el pequeño SUV.

Toyota Yaris Hybrid: huye de las gasolineras

El Toyota Yaris Hybrid es una de las primeras opciones que nos vienen a la cabeza si queremos un coche híbrido para la ciudad. Esto es señal de que el pequeño japonés está más que consagrado en el mercado, convirtiéndose en un pilar básico dentro de la gama de Toyota.

El modelo urbano de Toyota cuenta con un motor híbrido que ofrece 100 caballos y que sólo necesita 3,7 litros de gasolina para completar 100 kilómetros, algo que viene muy bien cuando somos jóvenes y llegamos a fin de mes con telarañas en la billetera.

Una de las principales ventajas de este coche cuando te acabas de sacar el carnet es que cuenta con transmisión automática, por lo que te puedes olvidar del temido pedal del embrague. Sin embargo, esta ventaja se puede volver en tu contra con el tiempo, puesto que si empiezas a circular con un coche automático, el día que tengas que coger uno manual va a ser tu peor pesadilla.

Por 12.100 euros puedes llevarte un Toyota Yaris con el acabado Active Tech a casa. Sin embargo, quizá la opción más atractiva es el GR-Sport, que parte de los 19.000 euros y tiene una estética de lo más cañera gracias a los chicos de Gazoo Racing.

Renault ZOE: para los más respetuosos con el medio ambiente

Comprar un coche eléctrico no es una mala opción si vivimos en el centro de la ciudad, nuestros trayectos diarios no son demasiado largos y podemos instalar sin problemas un punto de recarga en casa. Las ventajas son claras, podrás aparcar gratis en el centro de la ciudad y te podrás mover con total libertad y, además, no gastarás un solo céntimo en la gasolinera.

Su tamaño es similar al de un Renault Clio, por lo que admite hacer trayectos con cuatro personas y, como no está hecho para hacer largos viajes, no tendrás problemas por el que el maletero sea pequeño. Sin embargo, el Renault Zoe tiene homologados 300 kilómetros de autonomía según el nuevo ciclo WLTP, que se acerca bastante a la realidad, por lo que tendrás suficiente como para poder estar una semana moviéndote por el centro sin necesidad de enchufarlo.

Renault tiene disponible su modelo urbano completamente eléctrico por un precio que parte de los 21.862 euros. Adquirir un automóvil eléctrico es todavía una decisión que supone muchas dudas al comprador general, aunque las ventas de coches eléctricos se han duplicado en lo que va de año. Sin embargo, si decides dar el paso, tus padres no se enterarán cuando llegues a casa mientras duermen, puesto que el motor del Renault ZOE no suena absolutamente nada.

Suzuki Jimny: ideal para iniciarse en el 4×4

La última generación fue lanzada a finales del pasado año y, tras la prueba del Suzuki Jimny no nos tiembla el pulso al asegurar que es uno de los coches más “molones” que puedes encontrar en el mercado. Por 17.000 euros tienes un coche con una estética de lo más simpática, un tamaño ideal para circular por ciudad y unas aptitudes 4×4 que ya quisieran algunos de los pesos pesados del mundo del off-road.

Podrás llevar a tres amigos sin problemas, aunque si tu plan es irte de viaje con él, más vale que sólo vayáis dos personas. Su maletero es inexistente en caso de llevar desplegada la segunda fila de asientos, por lo que tendrás que pensar en llevar las maletas a tu destino con una empresa de mensajería.

Su comportamiento a velocidades de autopista es su mayor handicap, puesto que cuenta con una dirección demasiado imprecisa. Sin embargo, todo esto se te olvida cuando metes tu nuevo Suzuki Jimny en el campo y descubres lo que es capaz de hacer. Además, el mercado de postventa en este coche es enorme, por lo que podrás retocarlo para conseguir que sea el coche que todos miran en el parking de la universidad. Sin embargo, el principal problema es su lista de espera, por lo que si quieres uno, más vale que no te corra prisa.

Dacia Sandero: el indicado si no quieres gastar demasiado

El Dacia Sandero es el coche que a todo el mundo viene a la cabeza cuando pensamos en un coche barato. Sin embargo, esto no significa que sea una mala opción, puesto que ofrece todo lo que necesitamos para el día a día por un precio que parte de los 7.340 euros.

Por este dinero tenemos un Dacia Sandero 1.0 de 75 caballos con el acabado Access. Este motor es suficiente para ir por ciudad y hacer trayectos de media distancia, aunque puede que se quede algo corto a la hora de ir con cuatro personas. Además, el acabado Access puede que sea demasiado básico, contando incluso con paragolpes de plástico sin pintar, aunque estos son ideales para aprender a aparcar puesto que los toques prácticamente no se notan.

Por 9.975 euros puedes ir al siguiente escalón de equipamiento, es decir, al Dacia Sandero Essential, que tiene una imagen más atractiva. Sin embargo, la principal razón por la que os recomendamos escoger este acabado es que se puede coger con el motor TCe de 90 caballos con depósito de GLP. Si no sabes muy bien qué es esto del gas licuado, te damos 8 claves de los coches de GLP que probablemente no sabías.

Además, esto significa que puede contar con la etiqueta ECO de la DGT, algo que te vendrá muy bien cuando la tienda a la que tienes que ir para pillar las zapatillas que te vuelven loco esté dentro de la zona de bajas emisiones.

Mazda MX-5: para disfrutar de los fines de semana

Llega el fin de semana, abres la persiana y un precioso día soleado te recuerda que hoy vas a disfrutar de lo lindo, sobre todo cuando sabes que tienes la llave de tu nuevo Mazda MX-5 en la mesilla de noche.

Tener un coche descapotable nada más sacarte el carnet es una suerte que pocos pueden disfrutar. Sin embargo, si hay una alternativa que es posible permitirse, es el Mazda MX-5. Es un roadster de los de siempre, con dos plazas y un maletero justo como para meter dos mochilas e irse a pasar un fin de semana lejos de la ciudad.

Su precio parte de los 25.320 euros en caso de escoger el acabado más básico, es decir, el Origin. Sin embargo, con este precio ya tenemos un Mazda MX-5 muy bien equipado y con el motor 1.5 Skyactiv-G de 132 caballos, una cifra apropiada si nos acabamos de sacar el carnet y queremos comprobar lo que es disfrutar al volante de un coche.

Hyundai i30 N-Line: el más cañero

El Hyundai i30 N ha sido uno de los coches que más ha sorprendido en el último año, demostrando que la marca coreana sabe muy bien cómo hacer coches picantes. Aparte de su brutal sonido y su genial comportamiento, la estética del modelo más deportivo de la gama es muy atractiva.

Por ello, Hyundai ha decidido lanzar la gama N-Line, con la que podremos tener una estética casi igual que la de la versión “gorda” asociada a motores más terrenales e ideales para el día a día. Si quieres un coche compacto y que entre por la vista a todo el que lo vea, el Hyundai i30 N-Line es la opción idónea. Por 25.375 euros podrás disponer de este modelo asociado al motor 1.0 TGDI de 120 caballos y hasta arriba de equipamiento. Si quieres más detalles,aquí te dejamos toda la información sobre el Hyundai i30 N-Line.

Peugeot Rifter: el favorito de tus amigos

El Peugeot Rifter es un coche para gente con personalidad, puesto que a pocos conductores que se acaban de sacar el carnet de conducir se les pasa por la cabeza. Sin embargo, el nuevo Peugeot Rifter es la alternativa más práctica y asequible a un monovolumen.

Tiene un diseño atractivo, un equipamiento similar al de cualquier turismo convencional y un habitáculo enorme en el que cabrán sin problema cuatro amigos con su equipaje o cuatro con sus respectivas tablas de surf.

Además, Peugeot ha trabajado en que su comportamiento dinámico nos haga olvidar que estamos sentados en el sucesor del Peugeot Partner. Podrás hacerte con una Peugeot Rifter desde 17.551 euros, aunque es recomendable poner 1.000 euros más para montar el motor BlueHDI de 100 caballos.