Mercedes anticipa en el CES Las Vegas 2018 el interior del futuro Clase A, con un sistema multimedia que desafía al mismísimo Audi virtual cockpit.

Acostúmbrate a estas siglas: MBUX. Vienen de “Mercedes-Benz User Experience”, y es así como han bautizado en la marca de la estrella el sistema de información y entretenimiento que estrenará el nuevo Mercedes Clase A 2018. Se ha presentado en el CES Las Vegas 2018, donde también se deja ver cómo será el diseño del salpicadero del futuro compacto de Mercedes.

El MBUX del nuevo Clase A: mejor experiencia de usuario

Mejorar la experiencia del usuario. Ese es el objetivo principal que persigue Mercedes con un sistema basado en dos enormes pantallas táctiles capacitivas (como las de los teléfonos móviles, que permiten hacer zoom “pellizcando” con dos dedos) que sustituyen al cuadro de instrumentos convencional. Tampoco es del todo nuevo en la marca: ya se utiliza algo muy similar en el Mercedes Clase S. Aquí, el tamaño variará entre las 7 o las 10 pulgadas (sí, como un iPad, para que te hagas una idea) en función del acabado.

Mercedes Clase A 2018 interior

Menos mal que, por lo que se ha desvelado hasta ahora, a Mercedes-Benz no se le ha ocurrido prescindir del todo de los tradicionales botones. Se conserva una hilera por debajo de las salidas de ventilación que dan acceso a algunas funciones principales, así como un mando central de control en la consola que también puede contar con una superficie táctil. Tampoco faltan los mandos en el volante, o el sistema de control por voz, ahora capaz de reconocer un lenguaje natural para no tener que memorizar comandos.

Mercedes Clase A 2018 interior

Como en el Audi virtual cockpit que estrenó Audi en sus modelos altos de gama y ya ha empezado a popularizarse –ahora podemos ver también este tipo de instrumentación digital en Volkswagen y en Skoda–, la clave aquí son las múltiples posibilidades de configuración y personalización. Puedes elegir entre un modo de instrumentación que presenta los relojes y la información primando la deportividad, una conducción relajada o una vista clásica.

Mercedes Clase A 2018 interior

También es posible presentar directamente tras el volante la cartografía del sistema de navegación a pantalla completa. Una tarjeta gráfica con un procesador de 6 núcleos y 8 GB de RAM garantiza la altísima calidad de los gráficos y permite representar imágenes animadas en 3D con todo tipo de detalle.

Un Mercedes “inteligente” y conectado

La tecnología Car-to-X ya es una realidad, y el nuevo sistema de navegación podrá hacer uso de la información que proporcionan los datos en la nube de los coches conectados en red. Desde localización del vehículo hasta alertas de incidencias pasando por recordatorios de citas de la agenda, disponibilidad de plazas de aparcamiento en el destino, etc.

Mercedes Clase A 2018 interior

Otras funciones interesantes del MBUX que estrenará el nuevo Clase A son la realidad aumentada, capaz de generar una imagen del entorno en base a la información registrada por cuatro cámaras. O el asistente personal, capaz de interpretar y aprender los gustos y preferencias del conductor para, por ejemplo, sugerirle una emisora de música o cargar la ruta más rápida a la oficina en el navegador, anticipándose a sus hábitos.