El compacto japonés recibe su versión de competición, su nombre es Mazda3 TCR y viene para dar mucha guerra en los circuitos.

Un año después de que el nuevo Mazda3 se presentara a la sociedad con un diseño que enamoró a todos, estamos expectantes para ver si llegará la esperada versión Mazda3 MPS. Lo que sí sabemos es que Mazda planea sacar su primer vehículo eléctrico en 2020.

Sin embargo, el fabricante quiere darnos un aperitivo: se trata del Mazda3 TCR y su construcción se acoge a las regulaciones que impone el reglamento TCR y que es válido para competir hasta en 36 campeonatos de turismos diferentes. Sin embargo, la marca nipona ya tiene un escenario elegido, y es que se estrenará en el 2020 IMSA Michelin Pilot Challenge. Por lo tanto, debutará en las cuatro horas de Daytona, una carrera de media resistencia que se celebrará en enero del próximo año.

Pese a ser un coche de competición, no pierde un ápice de atractividad respecto a la versión de calle, sino que más bien al contrario, es espectacular. Los paragolpes son nuevos, por lo que son más anchos, más bajos y cuentan con un lip en la zona baja. Los pasos de rueda también han ganado envergadura, algo a lo que han colaborado también los faldones laterales.

Sin embargo, la parte más agresiva es la zaga, y es que cuenta con un difusor trasero de generosas dimensiones con un único escape de forma redonda en la parte central. Sin embargo, lo que más impresiona es el enorme alerón trasero reposado sobre la luna posterior.

El Mazda3 TCR es una bestia de los circuitos

La mecánica debe ajustarse a lo que dicta la regulación TCR, por lo que monta un motor de cuatro cilindros turboalimentado con una potencia de nada menos que 350 caballos. Este va asociado a una transmisión manual robotizada con levas tras el volante.

Mashiro Moto, Director General de Mazda North América, declaraba: “El TCR representa una gran oportunidad para nosotros de mostrar el nuevo Mazda3 y darles a nuestros clientes otra gran oportunidad para correr con Mazda en competiciones de motor de alto nivel. Algunos de nuestros mayores éxitos en el IMSA y el SRO TC Americas se los debemos a clientes dedicados que han decidido correr con Mazda, y esperamos que la siguiente generación de pilotos de Mazda sepa ver el potencial del Mazda3 TCR”.

Por lo tanto, el Mazda3 TCR es un coche de carreras/cliente que comenzará a venderse en Estados Unidos por un precio de 175.000 dólares, es decir, 160.000 euros. Por lo tanto, si estás pensando en comprarte un juguete para divertirte en los circuitos, difícilmente encontrarás algo que entre más por los ojos.