El piloto belga maravilla al mundo entero en el GP Brasil 2016 con la que posiblemente fue la maniobra del año en la Formula 1. Dos años antes en el mismo escenario, Max ya demostraba sus dotes en el drift.

Como se puede observar en este video Max Verstappen está hecho con la pasta de los campeones. Su habilidad haciendo drift es bien conocida por todos. Lo curioso es que en 2014 y en el mismo escenario, Max nos deleitó con uno de los derrapajes controlados más espectaculares que se recuerdan.