Maserati pone a la venta 100 unidades de la nueva serie especial Royale, disponible para los Maserati Quattroporte, Levante y Ghibli con motor V6.

Más personalización, mayor exclusividad. Así es la nueva serie especial Royale de Maserati, de la que se van a producir únicamente 100 unidades. Y se puede elegir tanto en el Maserati Quattroporte como en el Levante y en el Ghibli. Eso sí, únicamente en las variantes con motor V6, ya sea gasolina –en sus versiones de 350 o de 430 CV– o diésel –con el motor de 275 CV–.

Esta nueva serie especial rinde homenaje al Maserati Quattroporte Royale presentado en 1986, del que se fabricaron 51 unidades. En este caso, la versión Royale se realizó sobre la versión con motor V8 de 300 CV.

Detalles exclusivos exteriores e interiores

Para la nueva serie especial Royale, Maserati ha elegido dos colores exclusivos de carrocería: azul y verde. En el caso del SUV, el Levante Royale lleva llantas de 21 pulgadas en color antracita y titanio. En los Quattroporte y Ghibli las llantas son color antracita. En todos los modelos, y como detalle diferenciador de esta serie especial, las pinzas de freno van pintadas en color plata.

En el interior, la edición Royale se basa en las versiones de acabado GranLusso. Destaca la tapicería en el exclusivo tejido Pelletessuta Zegna en color cuero, o un tapizado bicolor que añade tonos en negro. Completan los detalles diferenciadores en el habitáculo las inserciones en metal brillante en el Levante, en Ébano para el Ghibli y en negro piano para el Quattroporte, además de la correspondiente placa con el número de la edición. El equipo de sonido está firmado por Bower & Wilkins, y los cristales oscurecidos y el techo solar eléctrico se incluyen de serie.

Los precios de la edición limitada parten desde los 115.000 euros para el Maserati Ghibli Royale, mientras que el Levante Royale está disponible desde 126.300 euros, y desde 149.900 euros el Quattroporte Royale.