Maserati está inmerso en un proceso de electrificación de su gama, por lo que durante los próximos meses conoceremos las primeras novedades

No es ninguna sorpresa que Maserati está en pleno proceso de electrificar su gama, y es que ya han pasado unos meses desde que conociéramos que el Maserati Ghibli estrenará versiones electrificadas durante este mismo año.

Sin embargo, este será solo el primer paso, y es que la firma del tridente pretende lanzar en 2021 las versiones eléctricas del Maserati Gran Turismo y del Gran Cabrio. Estos serán los primeros modelos de la firma italiana en contar con Etiqueta 0 Emisiones.

Sergio Marchionne, antiguo CEO de FCA fallecido en 2018, ya adelantó que la electrificación sería la próxima gran apuesta de los de Módena, pues según sus palabras “los Maserati adoptarían sistemas de propulsión eléctrica, híbridos e híbridos enchufables”.

Una firma con la tradición de Maserati no se puede permitir exportar sus proyectos, por lo que todos los nuevos eléctricos que se creen serán diseñados y fabricados en Italia. Para ello, el grupo FCA –que recientemente se anexionó con el grupo PSA-, tendrá que hacer una inversión de nada menos que 800 millones de euros en la planta de Mirafiori, en Turín.

maserati levante trofeoEl Maserati Alfieri será el primer cero emisiones de la marca y abrirá el proceso de electrificación

A pesar de que la firma no tiene problema en desvelar que su futuro pasará por la electrificación, no profundizan excesivamente en sus próximos lanzamientos. Es cierto que a finales del año pasado desvelaron el Maserati Alfieri, el que debería ser el primer Coupé de lujo eléctrico con el tridente en el frontal. De hecho, la marca ya publicó un vídeo donde se podía escuchar el sonido de su próximo gran lanzamiento.

La marca tendrá que darse prisa si quiere cumplir el objetivo de que este modelo salga al mercado este mismo año, puesto que todavía están modernizando las líneas de producción de la fábrica de Módena para desarrollar las versiones cero emisiones del Maserati Alfieri.

No sólo esto, sino que el fabricante transalpino es conocedor del éxito que tienen los SUV en el mercado, por lo que podría estar desarrollando un nuevo todocamino para colocarlo por debajo del Maserati Levante que probamos hace unos meses.

El inicio de la producción de este nuevo modelo implicaría una inversión de otros 800 millones de euros para desarrollar una línea de ensamblaje completamente nueva que debería empezar a funcionar a finales de este mismo año. Una vez que esté listo todo lo necesario para iniciar su producción, el modelo debería debutar en 2021.

Con todo esto, parece que hasta las firmas como Maserati deben rendirse a la evidencia y olvidar sus gloriosos motores de combustión para comenzar a formar un legado en la era eléctrica, ¿Lo conseguirán?