La alianza Maserati/Ferrari llegará a su fin en 2021, año en el que la marca del tridente dejará de montar motores del “cavallino” en sus modelos para centrarse en la electrificación.

La alianza de Ferrari y Maserati se remonta a 2003, momento en el que la marca del tridente fue adquirida por el grupo Fiat, en el que ya estaba la marca del cavallino rampante. El primer modelo de la marca que llevó un motor diseñado y desarrollado por ambas marcas conjuntamente fue el Maserati 3200 GT de segunda generación, es decir, el lanzado en el año 2002.

Gracias a esta asociación, Maserati se pudo permitir volver a los circuitos, espacio donde forjó gran parte de su legado. El espectacular Maserati MC12, basado en el Ferrari Enzo, comenzó a competir en la categoría GT de la FIA, haciéndose con el campeonato de constructores tres veces consecutivas (de 2005 a 2007).

El fabricante hizo también 50 unidades del Maserati MC12 homologados para su uso en la calle que se han convertido en objetos de deseo para cualquier coleccionista. De hecho, hace unas semanas se subastó en California una unidad por 1,276.000 euros, más del doble de lo que costaba nuevo en 2005 (600.000 euros).

La marca del tridente ha lanzado modelos tan exitosos como el Maserati Quattroporte o el Maserati Gran Turismo con la misma fórmula: diseño Maserati y motor Ferrari. Este acuerdo era de gran relevancia para Maserati, puesto que contar con el sello de Ferrari en sus motores es algo muy beneficioso.

Ferrari siempre ha sido una marca muy elitista, por lo que nunca le ha gustado fabricar motorizaciones para otras marcas. De hecho, la marca sólo ha cedido motores propios a Maserati y a algunos modelos de Alfa Romeo, como el 8C o el Giulia y Stelvio QV.

Maserati se divorcia de Ferrari mirando a la electrificación

Pues bien, esta alianza que tenían ambas marcas para instalar motores de gasolina V6 y V8 de origen Ferrari en los modelos de Maserati está próxima a acabar. Esta drástica noticia ha sorprendido muchísimo, por lo que se abre una nueva etapa para Maserati en la que podría acelerar sus planes de electrificación. Sin embargo, según noticias recientes, parece que Maserati no se plantea lanzar versiones completamente eléctricas.

Los rumores que anunciaban este divorcio se han confirmado cuando el CEO de Ferrari, Louis Camilleri, confirmó el fin del acuerdo en una rueda de prensa para presentar sus resultados económicos.

El mandatario de la marca italiana no dio detalles ni motivos, pero parece que la decisión ha sido tomada por Maserati, que está centrando su estrategia de futuro en fabricar coches eléctricos. De esta manera, Camilleri afirmó que los últimos Maserati con motor Ferrari saldrán de la línea de producción que la marca tiene en Módena en 2021 o, como tarde, 2022.

Por lo tanto, si tienes la dulce idea de comprar un Maserati y uno de tus grandes incentivos es llevar un “cavallino rampante” bajo el capó, date prisa. En la actualidad, Ferrari fabrica para Maserati los motores V6 Twin-Turbo y V8 Twin-Turbo que monta la gama del Ghibli, Quattroporte y Levante.

Además, la joya de la corona de esta alianza sigue estando presente en la gama de la marca del tridente. El Maserati Gran Turismo, un deportivo que ya cuenta con 12 años en el mercado a sus espaldas, sigue montando el maravilloso motor V8 de 4,7 litros atmosférico fabricado por Ferrari, por lo que sigue siendo una buena opción para los más apasionados.