Audi confirma una autonomía de más de 400 km en el ciclo de homologación WLTP para su nuevo SUV eléctrico, el Audi e-tron, además de poder utilizar estaciones de recarga de alta potencia, que permitirían continuar un viaje en apenas 30 minutos.

La ofensiva eléctrica de Audi sigue su curso. El primer coche cien por cien eléctrico de Audi, basado en el Audi e-tron prototype que vimos en el Salón de Ginebra, está a la vuelta de la esquina. Los clientes interesados ya pueden formalizar un registro para ser los primeros en poder comprar uno, y las entregas comenzarán a principios de 2019. Pero de momento, Audi todavía no ha desvelado las características técnicas definitivas o el precio de su nuevo SUV eléctrico.

Audi e-tron

Estos datos irán llegando poco a poco. Y de aperitivo, en Audi han confirmado algunos de los más importantes relativos a la autonomía y a las posibilidades y tiempos de recarga del e-tron. Lo han hecho con un espectacular montaje, con el SUV eléctrico en el banco de pruebas de alto voltaje de la fábrica de Siemens en Berlín. Aquí, el Audi e-tron se ha sometido a los efectos de una “Jaula de Faraday”, con descargas sobre el techo del coche simulando la captura de la energía de un rayo, para resaltar las posibilidades de recarga ultra-rápida del Audi e-tron en una toma de alta potencia.

Más de 400 km de autonomía y recarga hasta con 150 kW de potencia

Los más de 500 km de autonomía que Audi anuncia para el Audi e-tron prototype, sobre el que se basa la versión de producción, se han quedado en más de 400 km según el nuevo ciclo de homologación WLTP, mucho más realista que el anterior. No está nada mal para un coche eléctrico con una potencia de hasta 500 CV en modo “boost” de máxima aceleración, y con prestaciones de auténtico deportivo. Aun así, se queda por debajo del que por ahora es su principal rival, el nuevo Jaguar i-Pace, que anuncia una autonomía en el mismo ciclo de homologación de 480 km.

Audi e-tron

Donde Audi toma la delantera, sin embargo, es a la hora de la recarga de la batería. Las opciones de recarga del Audi e-tron permitirán recargar el SUV eléctrico en una toma de corriente industrial convencional con 11 kW y 400 voltios en 8,5 horas, tiempo que se reduciría a 4,5 horas con una toma de 22 kW si el coche equipa el sistema de recarga opcional, que incluye un segundo cargador a bordo.

Audi e-tron

Y durante un viaje, el Audi e-tron podrá aprovechar todo el potencial de la red Ionity, que ya a finales de 2018 contará con 200 estaciones de recarga de alta potencia, y con ambiciosos planes de duplicar esa cifra para 2020 y contar así con puntos de recarga en intervalos de menos de 150 km en las principales rutas europeas. Aquí, el Audi e-tron será el primer automóvil en llegar al mercado que podrá recargarse con una potencia de hasta 150 kW, lo que supone que en apenas 30 minutos, el SUV eléctrico estará preparado para continuar el viaje.

Audi e-tron

Audi también ha desarrollado nuevos servicios para sus futuros modelos eléctricos. La aplicación myAudi permitirá planificar un viaje de forma que el sistema de navegación tenga en cuenta los puntos de recarga e incluso el tráfico y el tiempo necesario para cargar las baterías cuando se trata de calcular el tiempo total del trayecto. Las funciones de carga inteligentes permitirán recargar en el domicilio con la máxima potencia de salida que permita la instalación, teniendo en cuenta la demanda de los dispositivos del hogar que estén consumiendo electricidad en cada momento.

Audi e-tron

Y también se implementarán sistemas para poder utilizar los puntos de recarga de forma inalámbrica, con contratos individuales que se facturarán en el portal myAudi y reconocimiento automático del vehículo en el punto de recarga, sin ni siquiera necesidad de contar con una tarjeta.

Galería de imágenes Audi e-tron prototype