Markus Duesmann asumirá el cargo de CEO de Audi el próximo 1 de abril de 2020, tras finalizar la cláusula que tiene firmada con la marca bávara.

Tal y como ha informado el pasado sábado el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung Markus Duesmann dejará BMW para convertirse en el nuevo CEO de la marca de los cuatro aros. La marca bávara ha ido allanando el terreno a una salida anticipada de Duesmann para que comience sus nuevas funciones como CEO de Audi el próximo 1 de abril de 2020, tal y como asegura la fuente alemana.

Cabe destacar que Markus Duesmann es un veterano del tren motriz que actualmente se desempeña como miembro de la junta de BMW a cargo de las compras y la red de proveedores. Además, también ha dirigido el departamento de trenes motrices del equipo de Fórmula 1 de BMW a finales de la pasada década.

Todo apunta a que se cree que Duesmann ha sido elegido por el CEO del Grupo Volksagen, Herbert Diess, él mismo es un ex ejecutivo de BMW, debido a su experiencia en trenes motrices, podrá ayudar a la marca de los cuatro aros a medida que vaya desarrollando nuevos motores después del escándalo de las emisiones en los vehículos diésel.

Markus Duesmann, será CEO de Audi en abril de 2020

El veterano CEO de Audi, Rupert Stadler, fue despedido en octubre pasado después de ser arrestado como parte de una investigación sobre el escándalo del diesel. Desde entonces, Audi ha sido dirigido por Bram Schot .

Duesmann tampoco es el primer ejecutivo prominente de BMW en ser perseguido por el grupo Volkswagen. Los agudos recordarán que el jefe de VW, Herbert Diess, vino del fabricante de automóviles bávaro hace unos años para llenar el puesto del CEO, Martin Winterkorn.

Volkswagen había dicho en julio que Duesmann asumirá su nuevo cargo tan pronto como sea capaz de hacerlo. Será la segunda deserción de alto perfil del fabricante de automóviles alemán rival BMW después de la caza furtiva de Herbert Diess en julio de 2015.El contrato de Duesmann con BMW se extiende hasta el 30 de septiembre de 2019, y también tendría una cláusula de no competencia que los miembros de la junta de BMW deben firmar.

BMW había dicho que Duesmann había informado a su presidente que no estaría disponible para una extensión de su contrato por razones personales.