¿Cuánto cuesta mantener un coche eléctrico? Aunque a priori el precio de un coche eléctrico es más elevado que uno de combustión, a largo plazo podrás comenzar a notar los beneficios.

Son muchos los fabricantes de automóviles que están subiendo su apuesta por la electrificación de su gama, Volvo, por ejemplo, ha asegurado que pretende convertirse en una marca de coches 100% eléctrica a partir de 2040. Esta tendencia también se está siguiendo por parte de los conductores y es que ya los están empezando a tener en cuenta aunque el estudio de JD Power asegure que los consumidores no confían al 100% en los coches completamente autónomos y eléctricos, las cifras de las matriculaciones en nuestro país no engañan.

El automóvil eléctrico tiene como objetivo sustituir a los coches de combustión tradicionales en un futuro no muy lejano y es que cada vez más personas están interesadas en las ventajas que ofrecen este tipo de automóviles. Además de sustituir a los motores de combustión, los vehículos eléctricos contribuirán a mejorar el medio ambiente. Hoy nos vamos a centrar en el mantenimiento de los coches eléctricos, ¿cuánto cuesta tener uno?

¿Cuánto cuesta mantener un coche eléctrico en España?

Por todos es sabido que se suele decir que los coches eléctricos son más fáciles y baratos de mantener debido a la ausencia de muchos de los componentes móviles con los que cuentan los coches de combustión interna. Un motor electrificado tiene muchas menos piezas móviles y eso se traduce en una menor existencia de averías a nivel mecánico.

Mantener un coche eléctrico, ¿qué coste tiene para un conductor?

En este tipo de vehículos no hay que hacer cambios de aceite, de bujías, filtros de aceite ni de aire. Esto significa que el mantenimiento clásico de aceite y filtros no se realizará en un coche eléctrico, pero sí se tendrá que seguir teniendo en cuenta la sustitución de frenos, amortiguadores o sustituir las escobillas del limpiaparabrisas.

Estos cambios o sustituciones de componentes son comunes a todos los coches que existen en la actualidad y en el coche eléctrico serán necesarias al cabo de un tiempo o kilometraje estipulado por el fabricante. En cambio si que se deberán realizar cambios de neumáticos y cuidar el desgaste del sistema de frenado, aunque en este caso, es posible que tengan una mayor duración en el tiempo ya que equipan un sistema de frenada regenerativa.

Es importante tener en cuenta que algunos coches eléctricos cuentan con refrigeración activa por líquido de sus sistemas eléctricos, gracias al cual se mantienen en temperaturas óptimas los motores eléctricos, baterías e inversores. Es un sistema que logra mejor su objetivo que una refrigeración pasiva por aire. Este líquido, en algunos modelos, habrá que controlarlo en las revisiones y sustituir por completo si es necesario para garantizar una refrigeración adecuada.

A la hora de llevar el coche a un taller o servicio oficial, se deberá tener en cuenta las recomendaciones del fabricante, normalmente, en este tipo de coches suele ser cada dos años. Se incluye una inspección, niveles, presiones, líquido de frenos y sustitución del filtro del habitáculo. Suele tener un precio cercano a los 150 euros.

En cuanto a la Inspección Técnica de Vehículos, ITV, se refiere, tendrá un coste de alrededor de 40 euros pero todo dependerá de la comunidad autónoma en la que se resida y la estación elegida; ya sea pública o privada.

En definitiva, decidir adquirir y ser propietario de un coche eléctrico supone un gran ahorro económico en cuanto al mantenimiento se refiere, pero en un primer momento, el precio de un coche eléctrico es más alto que el de un coche de combustión de iguales condiciones.

¿Qué gastos tiene un vehículo eléctrico en España? Se tendrán que abonar las revisiones que estipule el fabricante según kilometraje y la ITV a partir de los cuatro primeros años en el caso de tratarse de un vehículo nuevo. El mantenimiento de este tipo de vehículos es más asequible que el de un coche de combustión equivalente.