El Lotus Type 130 será la apuesta de la mítica marca creada por el mítico Collin Chapman para entrar en el selecto club de coches eléctricos de las más altas prestaciones

El mundo de la automoción necesita a Lotus y Lotus necesita al mundo de la automoción. Y, en el mundo de los hipercoches eléctricos, ya ansía recibir un nuevo integrante.

Por eso, la llegada de un nuevo modelo en las filas de Lotus, un coche que, manteniendo la filosofía deportiva de la marca pero actualizada a la situación actual en la que, las altas prestaciones van ligadas a los sistemas motrices eléctricos, no deja de ser una de las más y mejores noticias que podríamos recibir.

Desde la adquisición de Lotus por parte del grupo inversor chino Geely, las noticias sobre el futuro de la marca parecían despejar el cielo de los nubarrones que, en los últimos años, amenazaron incluso la salud de este constructor de emocionantes juguetes automovilísticos.

La apertura de una fábrica en China, donde se fabricarían los coches de Lotus para Asia e, incluso, dos nuevos modelos, uno, una berlina deportiva y, el otro, éste sí, más alejado de la concepción de coches deportivos que históricamente ha ofrecido en sus 71 años de vida, el SUV de Lotus, daba a entender que los planes de Geely para Lotus no eran simples proyectos sino apuestas en firme y para un futuro inmediato.

Reinventando el concepto de Lotus de coche deportivo

Pero, volviendo al Lotus Type 130, este coche será el hipercoche de la marca británica establecida en Hethel.

Un vehículo para plantar cara a los nuevos sueños rodantes que otros constructores ya han planteado o plantean en un futuro muy próximo como son el Pininfarina Battista o, incluso, en un futuro no muy lejano, el posible sucesor eléctrico del Porsche 918 Spyder.

Para dar ese salto, el mismo CEO de Lotus, Phil Popham, ha declarado que su Lotus Type 130 “será el coche más dinámico de la historia. Un punto de inflexión para nuestra marca y una demostración de lo que somos capaces de hacer y, a la vez, de lo que está por llegar desde Lotus”

El anticipo de un futuro esperanzador para Lotus

Como se muestra en el vídeo de avance del Lotus Type 130, una esmerada aerodinámica trabaja los fluidos para hacer más eficaz su incisión contra el aire, haciendo que el aire cubra su carrocería y la cabina como si de una capa adhesiva se tratara.

De esta forma, además del conjunto mecánico eléctrico, ahora, más que nunca Lotus se centra en la eficiencia aerodinámica en un modelo cuya difusa silueta recuerda a los hipercoches de nuevo cuño como el Aston Martin Valkyrie.

Lo que esperamos del Lotus Type 130

Poco se conoce de este coche, ni siquiera el nombre definitivo que tendrá el Lotus Type 130 o el sistema de propulsión eléctrica que anime este hipercoche.

De hecho, los rumores de una asociación entre Lotus Cars y Williams Advance Engineering, el departamento tecnológico vinculado a la escudería de otro nombre mítico en el automovilismo británico, Frank Williams, señalan que ambas empresas pudieran estar trabajando de manera conjunta en el desarrollo del motor o de, al menos, en parte de la tecnología del hipercoche de Lotus.

Se entiende que este nuevo Lotus debería producir entorno a los 1.000 CV, una autonomía cercana a los 400 km y podría disponer de tracción a las cuatro ruedas.

El coche, que se insinúa desde el entorno del Salón de Shanghai, China, sede del propietario de la marca, será presentado oficialmente en Londres desde la segunda mitad de este año. Su producción comenzará poco después y se llevará a cabo en las instalaciones británicas de la marca y posiblemente su precio se sitúe por encima del millón de euros.