El Lotus Evija llega con sorpresa: con 2.000 CV de potencia, el supercoche eléctrico inglés se convierte en el vehículo de producción más potente del mundo. Se fabricarán únicamente 130 unidades.

Lotus ha lanzado un órdago al que va a ser difícil hacer frente, al menos por el momento. El fabricante inglés ya nos anticipó en un teaser y nos contó por qué que su nuevo supercoche se llamaría Lotus Evija. Y sabíamos que sería un coche eléctrico de altas prestaciones.

Lo que nadie esperaba es que Lotus se desmarcase con un coche que se convierte, de repente, en el vehículo de producción fabricado en serie más potente del mundo. Nada menos que 2.000 CV, ahí es nada. Y para un peso de apenas 1.680 kg, que no es mucho teniendo en cuenta, no lo olvides, que estamos ante un coche eléctrico. De hecho, es el más ligero de su categoría.

Aquí puedes ver cómo luce el Lotus Evija en vídeo:

Edición limitada a 130 unidades

Lotus va a fabricar únicamente una serie limitada del Evija. En total, serán 130 unidades, como tributo a s Lotus Type 130. Y sus posibles futuros propietarios ya se relamen a la vista de algunas de las características técnicas. Aunque les tocará esperar, pues la producción no comenzará hasta 2020.

Mientras, deberán abonar en concepto de reserva unos 280.000 euros, que se descontarán del precio final del coche en el momento de la entrega: nada menos que 1,88 millones de euros… sin impuestos.

En el momento de escribir este artículo, poco después de desvelarse oficialmente el coche, la página web de Lotus estaba fuera de servicio por «technical difficulties». No creemos que sea debido al colapso de millonarios intentando hacerse con algunas de las 130 unidades antes de que se agoten, aunque… ¿quién sabe?

Para empezar, Lotus anuncia como objetivo una aceleración de 0 a 100 km/h por debajo de los 3 segundos, y menos de 9 segundos para superar los 300 km/h. Sí, has leído bien, 300 km/h. Y es que el Evija anuncia una velocidad máxima superior a los 320 km/h.

A la vista de sus 2.000 CV, y de una relación peso/potencia de 0,84 kg/CV, la aceleración no sorprende. Otra cosa es cómo se las apañarán los ingenieros de Lotus para transmitir al asfalto una potencia y un par descomunales. Porque todavía no te lo he dicho, pero el par máximo del Evija alcanza… ¡los 1.700 Nm!

La velocidad máxima sí es una sorpresa. Normalmente, en los coches eléctricos, incluso en la nueva generación de deportivos, suele estar limitada para proteger la autonomía. Y ya que hablamos de kilómetros a recorrer con una única carga, de momento Lotus anuncia hasta 400 km, que no está nada mal.

Cuatro motores eléctricos de 500 CV cada uno

Más curiosidades del Evija. Para rendir los 500 CV que ofrece cada uno de los cuatro motores situados en las ruedas, necesitan “alimentarse”. Y lo hacen con una batería de 2.000 kW de potencia. Para que te hagas una idea, eso es ocho veces más que la que tienen las baterías que se utilizan actualmente en la Fórmula E.

Chasis monocasco de una pieza en fibra de carbono, aerodinámica activa con sistema DRS inspirada en los coches de Le Mans y en la F1, cámaras de vídeo en sustitución de los espejos retrovisores, faros láser para las luces largas y cortas (primer coche del mundo con esta funcionalidad)… ¿Dónde acaban las sorpresas?

Pues en la revolución que propone Lotus para la recarga de las baterías. Según el fabricante inglés, gracias a la colaboración de Williams Advanced Engineering, la batería está preparada para soportar potencias de carga de hasta 800 kW. Una opción que de momento ni se plantea comercialmente, pero que haría posible recargar el Evija en menos de 10 minutos.

Mientras tanto, utilizando los cargadores rápidos más potentes que existen en la actualidad, que funcionan con una potencia de 350 kW, el Evija estaría cargado al 80% listo para la siguiente vuelta rápida en 12 minutos, y al 100% en menos de 20 minutos. ¿Todavía crees que los coches eléctricos no son el futuro? Otra cosa es a qué precio… y cuándo habrá postes de recarga con esa potencia para todos.

Galería de imágenes Lotus Evija