El helicóptero Pegasus es la última herramienta de la DGT para controlar el tráfico en nuestras carreteras que más miedo causa a los conductores. Es capaz de multar desde el cielo sin que te enteres de su presencia. Os explicamos como funciona y qué carreteras frecuenta.

El helicóptero Pegasus es una de las mayores amenazas para todo aquel conductor que no respete los límites de velocidad en nuestras carreteras. Esta aeronave de la DGT está equipada con las últimas tecnologías para identificar tu vehículo, medir su velocidad y hacer fotos en movimiento.

¿Cómo funciona Pegasus?

Pegasus es muy selectivo y se centra en un sólo objetivo a la vez, normalmente el que más atención llame, es decir, el que más rápido vaya o más temeridades esté realizando. Su rango de actuación es de 300 metros de altura y a un kilómetro total de distancia respecto al objetivo. La finalidad de Pegasus, es conocer la latitud y la longitud del vehículo.

Helicóptero Pegasus

El primer paso es situar la posición del helicóptero en el espacio, y lo hace de manera precisa y sobresaliente, gracias a varios mecanismos, entre los que destacan un programa informático y cámaras de vigilancia de última generación. Mediante el uso de lásers, se mide la distancia entre el vehículo vigilado y el helicóptero cada tres segundos. Gracias a estos datos, podrá conocer la posición exacta del vehículo, hacer un cálculo de su velocidad media y sancionar al infractor.

Una vez efectuada la denuncia, la foto de la infracción es enviada al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas donde pasará a tramitarse. Si la infracción es realmente severa, esta podrá ser intervenida de inmediato mediante el contacto con la patrulla de la guardia civil más cercana.

Para calcular la velocidad, el helicóptero intenta mantener a una distancia constante mientras saca tres resultados que determinan la media, desde la velocidad más baja, la intermedia y la más alta.

Helicóptero PegasusEn resumen, su funcionamiento consta de:

  • Mediante localización GPS en base a las coordenadas del propio helicóptero, calcula la posición del vehículo.
  • El Láser se encarga de medir la distancia entre el helicóptero y el coche.
  • El Pegasus calcula la velocidad mediante su posición cada tres segundos, sacando la media. Es capaz de tramitar velocidades desde 80 hasta 360 km/h.
  • La infracción de tramita por vía telemática.

¿Dónde vigila con mayor frecuencia?

Para empezar, el Pegasus no vigila toda la península. Por ejemplo, tanto en las Islas Baleares como en las Islas Canarias, la DGT no cuenta con bases para este helicóptero, al menos por ahora.

En el caso de Cataluña y el País vasco, son territorios que cuentan con transferencias entre las competencias de tráfico, por lo que, el Pegasus no denuncia en estos lugares.

Helicóptero Pegasus

Las carreteras más frecuentadas por el Pegasus son las siguientes:

  • Desde La Coruña: Los Pegasus vigilan todas las nacionales de la zona, así como la A-8 -hasta Gijón-, la A-9 -va desde Tuy a El Ferrol- y la A-6.
  • Desde Valladolid: La A-6 y la A-66, pero también la N-620 -une Burgos con la frontera portuguesa-, la N-122 -va desde Zaragoza a Portugal-, la N-601 -une Madrid con Gijón- o la A-231 -une León y Burgos-.
  • Desde Zaragoza: Sobre todo, la autovía A-2 -hasta Cataluña-, la nacional N-2 y la N-330 -que une Alicante y la frontera con Francia-.
  • Desde Madrid: Todas las autovías, las vías de circunvalación y carreteras con mucho tráfico: la M-607, la A-42…
  • Desde Valencia: Las autovías A-7 -hasta Cataluña- y A-3, así como la N-340 -une Cádiz con Barcelona-.
  • Desde Sevilla: Los helicópteros sobrevuelan, sobre todo, la A-4 y la N-IV, así como la A-92 -hacia Granada- y la A-49 -hacia Huelva y Portugal-.
  • Desde Málaga: El tramo correspondiente a esa zona de la A-92, así como la A-7 y la carretera de costa N-340.

Los «secretos» de Pegasus que no sabías

Operaciones especiales de tráfico: especialmente durante los grandes desplazamientos, el Pegasus se encarga de cubrir las zonas más transitadas por el tráfico. Dado que estas suelen estar llenas de vehículos y la velocidad media no suele ser alta ni muchísimo menos, es más difícil cometer una infracción.

Las zonas cercanas a los aeropuertos están más desprotegidas: debido a la gran afluencia aérea de los aeropuertos y los problemas con las torres de control, el Pegasus evitará los alrededores del aeropuerto. Puedes ir más tranquilo por aquí, pero ya sabes, lo mejor para no tener problemas con el Pegasus es respetar siempre los límites.

Radares de Tramo, ¿Cómo funcionan?

Pegasus no vuela de noche: Si te obsesiona el Pegasus y quieres disfrutar de un desplazamiento largo de manera más tranquila, una opción es viajar de noche. El Pegasus no vuela una vez cae el sol y además no está provisto de las cámaras infrarrojas necesarias para poder denunciar. Además, otras ventajas de realizar viajes de noche es que las carreteras suelen estar prácticamente despejadas, lo que se traduce en que no hay apenas coches compartiendo el asfalto.