Los neumáticos, junto a los ejes, las ruedas y las suspensiones, son la causa de casi el 22 por ciento de las inspecciones desfavorables en la ITV. Esto es lo que tienes que saber para que tus neumáticos pasen la Inspección Técnica de Vehículos.

El nuevo decreto sobre la inspección técnica de vehículos, que estará vigente desde el 20 de mayo, trae importantes cambios. Entre ellos, las estaciones de ITV deberán estar más preparadas, se realizará un control más exhaustivo del vehículo incluyendo conexión a través del puerto OBD, en caso de fallo desfavorable podrá pasarse la inspección en una ITV distinta, y también hay cambios en las fechas para pasar la ITV, o en el procedimiento para comprar un coche en el extranjero. Tienes todos los cambios detallados en el siguiente enlace:

 

Pero, ¿en qué afecta la nueva ITV a los neumáticos de tu coche? En realidad, la última versión del Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones de ITV, la versión 7.2.2, que entró en vigor el 1 de febrero de 2018, no establece ningún cambio respecto a la versión anterior, la 7.1.1 vigente desde el 1 de septiembre de 2017.

neumaticos itv

El nuevo real decreto aprobado el pasado mes de octubre por el Consejo de Ministros endurece la inspección, que será mucho más exhaustiva, por lo que conviene repasar punto por punto el procedimiento que ya está en vigor. No solo para que no te tiren en la ITV, también por tu seguridad… y la del resto de usuarios con los que compartes la carretera.

Neumáticos: ¿qué revisan las ITV?

neumaticos itv
Foto: aeca-itv

Lo primero que hay que saber es que la inspección de los neumáticos en la ITV se realiza de forma visual, dividiendo los vehículos en tres categorías, según estén dedicados al transporte de personas –categoría M–, al de mercancías –categoría N– o se trate de remolques –categoría O–. En todos los casos, las ITV controlarán lo siguiente en relación con los neumáticos:

Características y dimensiones

  • La ITV comprobará que los neumáticos tienen la correspondiente marca de homologación. Si han sido reesculturados, deberán incluir la palabra REGROOVABLE o contar con el símbolo Ω.

    neumaticos itv

  • En un mismo eje, los neumáticos deberán ser siempre del mismo tipo –marca, modelo y dimensiones–. Se pueden seguir utilizando neumáticos de distinta marca en uno y otro eje, siempre y cuando sean iguales en el mismo eje. No es posible montar neumáticos de dimensiones diferentes en cada eje salvo que el coche esté homologado para ello.

    neumaticos itv

  • Los neumáticos de remolque –marcaje FRT– deben montarse únicamente en ejes portadores, no pueden ir montados ni en ejes delanteros cuando sean direccionales, ni en ejes motrices.
  • En el caso de neumáticos unidireccionales, deben de ir instalados correctamente, respetando el sentido de giro marcado por el fabricante.

    neumaticos itv

  • Los neumáticos deben tener unas dimensiones y características coincidente con las de los neumáticos que figuren en la ficha de homologación del vehículo, o con el equivalente al de referencia. Se considera neumático equivalente el que tiene un índice de carga igual o superior al del neumático de referencia indicado en la ficha de homologación, una categoría de velocidad igual o superior, y un diámetro exterior igual o con una tolerancia de un 3 por ciento, tanto por exceso como por defecto.

    Puedes consultar aquí la equivalencia entre neumáticos.

  • Aunque un neumático sea equivalente al homologado en la ficha técnica, se prohíbe su utilización si implica riesgos de interferencias con otras partes del vehículo.

Estado del neumático

  • El neumático debe contar con indicadores de desgaste, y conservar una profundidad de dibujo como mínimo de 1,6 mm. El desgaste no puede ser irregular en la banda de rodadura.

    indicador desgaste neumatico

  • No pueden existir deformaciones en el neumático como roturas, ampollas o cables al descubierto.

Otras comprobaciones

  • Si el vehículo cuenta con sistema de control de presión de neumáticos, en la ITV verificarán su correcto funcionamiento, utilizando el propio sistema de autodiagnóstico del vehículo.

    neumaticos invierno

  • En caso de neumáticos de invierno, deberán ir marcados con la inscripción M+S, MS ó M&S, y tener una categoría de velocidad o bien que sea igual o superior a la velocidad máxima del vehículo, o bien no inferior a 160 km/h. Si la velocidad máxima del vehículo es superior, es obligatorio situar una etiqueta de advertencia de velocidad máxima en el interior, en una parte visible para el conductor.

Tipos de defecto en los neumáticos y sus consecuencias

En la siguiente tabla puedes ver la clasificación de los defectos de los neumáticos que realiza la ITV, que pueden ser de tres tipos: leves (DL), graves (DG) o muy graves (DMG).

Defectos neumaticos ITV

Como en el resto de elementos del vehículo, estas son las consecuencias de la calificación de los neumáticos realizada por la ITV:

  • Defectos leves: no es necesario pasar de nuevo la ITV (salvo en el caso de que sea desfavorable o negativa), pero hay que subsanarlos en el plazo de dos meses desde la fecha de la inspección. En el caso de los neumáticos, sólo existen dos supuestos en los que el defecto se considera leve: no llevar la etiqueta de advertencia de velocidad máxima en los neumáticos de invierno, o que el control de presión funcione de forma incorrecta.
  • Defectos graves: este tipo de defectos en los neumáticos inhabilitan al vehículo para circular por la vía pública, salvo que sea en el caso de un desplazamiento al taller y para volver a pasar la ITV. El plazo para ello es de dos meses desde la inspección. Entre estos defectos se encuentran neumáticos con desgaste excesivo o irregular, montaje incorrecto o dimensiones no equivalentes a las de la homologación.
  • Defectos muy graves: en este caso, el vehículo queda inhabilitado para circular, por lo que no podrás sacarlo de la ITV para acudir a un taller salvo en grúa. Tienes dos meses para subsanar el defecto y presentarte de nuevo a pasar la ITV. Se consideran defectos muy graves en un neumático aquellos que pueden causar peligro de sufrir un reventón, como ampollas, deformaciones, grietas o rotura en la carcasa.