Koei Saga, jefe de propulsión en Toyota, predice una bajada en la producción de motores diesel por el alto coste de los sistemas de reducción de gases contaminantes que éstos incluyen.

El severo incremento en la regulación de las emisiones fuerza a los fabricantes a equipar sus coches diesel con sistemas de reducción de gases contaminantes. Estos sistemas de alto coste podrían incrementar significativamente el valor económico de los vehículos diesel. Tradicionalmente los diesel han sido más caros que los gasolina, pero nunca más caros que los híbridos.

“Creo que los diesel están ante un reto importante. El tratamiento de emisiones en los diesel es muy complicado, necesitas mucha tecnología para paliar sus problema contaminantes y las regulaciones se están volviendo cada vez más insostenibles. Creo que los futuros diesel podrían costar el doble de lo que pagamos por los híbridos. Opino por tanto que fabricar motores diesel va a ser cada vez más complicado” afirma Koei Saga, jefe de propulsión en Toyota.

A pesar de predecir un aumento en el precio de la fabricación de los motores diesel, Saga también ha hablado de la importancia que éstos aún mantienen en algunos sectores y mercados demográficos.

“Hay autobuses, camiones y barcos que dependen del combustible diesel, por lo que estamos realizando una investigación con el objetivo de reducir el coste de estos motores. Aunque las regulaciones se vuelvan más estrictas en países industriales como EEUU, Japón, Europa o China, seguirá habiendo regiones y países donde se necesiten coches diesel. Creo que habrá demanda para vehículos diesel eficientes con un alto par motor en los mercados emergentes” asegura Saga.

El jefe de propulsión de Toyota también quiso desdramatizar su discurso inicial augurando esperanza en los motores diesel.

“Estamos continuamente trabajando para construir coches diesel más eficientes y ecológicos. No creo que los diesel vayan a morir” finaliza Saga

En España concretamente, hemos pasado de un 70% de coches diesel matriculados a menos del 60% en los últimos 10 años. Todo hace indicar que el número de ventas de vehículos diesel seguirá bajando en nuestro país.

Fuente: Autocar