En el siguiente video podemos ver una compilación con los accidentes más aparatosos que se recuerdan en el antiguo circuito alemán de Nurbrugring.

Entrar en un circuito como el de Nurburgring y pilotar un coche por el trazado, es una experiencia inolvidable ya sea con un vehículo de calle o de competición, pero hay que tomar ciertas precauciones.

Conocer los límites de tu coche es muy importante, pero aún más si cabe los tuyos propios como piloto. Apurar la frenada en exceso o intentar un adelantamiento imposible son maniobras que requieren experiencia, y aunque de todo se aprende, más vale hacerlo sin destrozar tu vehículo y sin poner tu vida en peligro. Aquí tenéis una lista con los diez peores accidentes registrados en el circuito de Nurburgring, un verdadero recordatorio de que la técnica al volante no se ha de forzar, sino que se adquiere progresivamente.