BMW está desarrollando su nuevo sistema de llave digital con el que podremos abrir, compartir y poner en marcha el coche con la aplicación BMW Connected

Todo el sector de la automoción está evolcuionando a pasos agigantados, algo que ya está afectando incluso a las llaves, y es que sistemas como la Perfectly Keyless de Bosch están cambiando el panorama. BMW pretende asumir un papel de liderazgo en innovaciones en el segmento con la integración de dispositivos inteligentes en la movilidad. Por ello, ahora quiere ofrecer a sus clientes una forma de acceso simplificada y sin llave a sus vehículos.

Por lo tanto, ya es posible acceder, arrancar y compartir la llave con otros usuarios utilizando la llave digital a través de la app BMW Connected. Esta nueva forma de funcionamiento posibilita algunos casos imposibles con una llave clásica.

Olaf Müller, jefe de Desarrollo de Sistemas de Acceso Digital de BMW Group ha destacado: “Nuestros clientes desean la interoperabilidad entre proveedores. La estandarización es la única forma de lograr esto, puesto que las soluciones presentadas ya no son beneficiosas”.

Por ello, los de Munich han impulsado la creación de un nuevo estándar global para crear un acceso digital a los vehículos en el marco del Consorcio de Conectividad de Automóviles (CCC) al que BMW se unió en 2017.

La mayoría de productores de smartphones y los fabricantes de vehículos ya se han adherido a este nuevo consorcio. Además, esta estandarización permitirá que el sistema funcione con todo tipo de dispositivos inteligentes, como teléfonos móviles, relojes y demás dispositivos portátiles.

La llave digital de BMW ya va por su segunda generación

Esto no es una novedad, y es que BMW está trabajando en la que es la segunda generación de su ecosistema de llave digital basado en la tecnología NFC. Una de las características de este sistema 2.0 es que se utiliza un chip de seguridad que funciona independientemente del sistema operativo del dispositivo inteligente.

La principal ventaja de este último punto es que funciona independientemente del propio teléfono, de manera que si este se ha quedado sin batería, la llave digital de BMW sigue funcionando.

Sin embargo, esta evolución no se va a quedar estancada, y es que el fabricante ya está desarrollando el programa para lanzar una versión 3.0 con la tecnología de banda ultra ancha (UWB). En esta, BMW pretende ofrecer la máxima protección para evitar robos, mejorar la importante ciberseguridad en nuestros coches y además hará posible una conexión más potente entre el dispositivo y el propio vehículo.

Con esta llave 3.0 de BMW, ya no hará falta pegar nuestro teléfono móvil al asidero de la puerta, sino que permitirá abrir el coche sin tener que sacar el Smartphone del bolsillo o de un bolso. BMW ha reconocido que la tecnología de banda ultra ancha será realmente beneficiosa a largo plazo y se adecuará a las necesidades del mercado global.