Jaguar ha llamado a revisión a su Jaguar I-Pace por un posible problema en el sistema de frenado de alta tecnología.

Jaguar ha llamado a revisión a las unidades del Jaguar I-Pace, el recientemente nombrado coche del año, está sufriendo un problema en su sistema de frenado de alta tecnología. La marca está retirando algunos vehículos del modelo de 2019 y 2020.

Por el momento, se desconoce el número de unidades que se pueden ver afectadas. En Estados Unidos únicamente se han vendido 1.181 desde el pasado mes de octubre de 2018 hasta el pasado mes de abril de 2019.

El número total de unidades, potencialmente afectadas publicadas por la NHTSA es de 3.083. Todas estas tienen un problema con el sistema de frenada eléctrica regenerativa, ya que el sistema podría fallar, causando un retraso y por ende un alargamiento de las distancias de detención. Como resultado, el SUV eléctrico de Jaguar no cumpliría con los requisitos de la Norma Federal de Seguridad de Vehículos a Motor.

Jaguar GO I-PACE

La Norma Federal de Seguridad de Vehículos a Motor ha explicado en la descripción del problema que «el conductor experimentará una reducción momentánea de la desaceleración en el momento de la pérdida del frenado eléctrico regenerativo, hasta que la base de los frenos funcione. Esta preocupación no afecta a la funcionalidad de frenado de la base».

Además, «la distancia de parada puede extenderse y podría aumentar el riesgo de un choque», agregaron. No se han registrado informes de accidentes o lesiones relacionadas con esta condición.

jaguar i pace 2018

Llamada a revisión del Jaguar I-Pace

Para poder solucionar este problema, los técnicos de la marca actualizarán el software de forma gratuita. La fecha de notificación del propietario planificada es del día 1 de julio. Las reparaciones se llevarán a cabo de forma posterior. Los propietarios del Jaguar I-Pace se pueden poner en contacto con los concesionarios para conocer más datos sobre la campaña de reparaciones.

El Jaguar I-Pace cuenta con dos motores eléctricos, uno en cada uno de los ejes que aportan una potencia equivalente a 400 CV, algo que ya se comentaba en las informaciones previas. El par máximo que ofrecen estos dos propulsores eléctricos es de 696 Nm y alcanza una velocidad máxima de 200 km/h. Pero lo que queremos saber de un coche eléctrico es la autonomía. Y en esto, el Jaguar I-Pace parece que también cumple con creces.

Según el ciclo WLTP, que se utiliza en Europa, el SUV británico ofrecería unos 475 kilómetros de autonomía, aunque esto puede variar si se utiliza un modo de conducción más deportiva. El uso del motor en este modo hace que consuma mucha más energía y el rango baje considerablemente. En cuanto a la aceleración, Jaguar asegura que podrá alcanzar los 100 km/h partiendo de reposo en 4,5 segundos.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5656
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0400

Ver todas las versiones del Jaguar I-PACE (79.100€ - 103.500€)