Tras los incendios de varios vehículos BMW en Corea del Sur, la marca alemana iniciará una campaña de llamada a revisión que alcanzará a un total de 324.000 coches, con modelos afectados también en Europa.

La alarma saltó en Corea del Sur, donde un problema técnico ha causado el incendio de una treintena de vehículos de la marca BMW que ha hecho reaccionar al fabricante alemán. Inicialmente se puso en marcha una llamada a revisión que afectaba a 106.000 vehículos en aquel país. Pero las investigaciones realizadas en paralelo han hecho que BMW amplíe esta campaña de llamada a revisión por posible riesgo de incendio también a Europa. En total, podrían verse afectados unos 324.000 vehículos.

En el siguiente video, podemos ver uno de los casos que se han dado en Corea del Sur, en el que el propietario del vehículo no pudo hacer nada por salvar su coche.

¿Cuáles son los modelos BMW afectados por riesgo de incendio?

Pues en principio, los modelos BMW de las series 3, 4, 5, 6 y 7, además de los SUV BMW X3, X4, X5 y X6, equipados con el motor diésel de 4 cilindros y fabricados entre abril de 2015 y septiembre de 2016, o los que montan el motor diésel de seis cilindros, fabricados entre julio de 2012 y junio de 2015. Si tu coche se encuentra en uno de estos casos, deberás esperar a la llamada a revisión de la marca, que procederá a darte cita en el concesionario para proceder a la intervención necesaria, sin coste alguno para el cliente.

Una EGR defectuosa podría ser la causa

El fallo que puede originar el incendio del vehículo tiene su origen en el sistema de recirculación de gases de escape EGR propio de los motores diésel. Este sistema se encarga de introducir de nuevo parte de los gases de escape en el circuito de admisión, para reducir el nivel de oxígeno en la cámara de combustión y conseguir que se produzcan menos emisiones de óxidos de nitrógeno.

BMW

El problema radica en el sistema de refrigeración de la EGR, que en algunos casos puede provocar filtraciones del elemento refrigerante (glicol), que al mezcarse con los restos de ceniza y con las partículas de los gases de escape, y con las altas temperaturas en la EGR, podría provocar un incendio en el motor. Aunque según BMW, las posibilidades de que esto ocurra son escasas, los propietarios de estos vehículos deberían tener cuidado si ven salir humo de su motor, pues el fallo no provoca ningún aviso previo de avería en el cuadro de instrumentos.

Los problemas de BMW con el fuego

Esta no es la primera vez que BMW tiene problemas que causan riesgo de incendio en sus vehículos. En 2012 ya se realizó una llamada a revisión a vehículos MINI y BMW por riesgo de incendio, que podía venir provocado por una avería en la bomba adicional de agua de refrigeración del turbocompresor. En marzo de ese mismo año se llamó a revisión a más de 1,3 millones de vehículos en todo el mundo, principalmente de la Serie 5 y Serie 6, también por un posible riesgo de incendio debido a una colocación incorrecta del cable del sistema de la batería. Y en mayo de 2012, el fabricante alemán tuvo que realizar una campaña de revisión en el Reino Unido que afectó a cerca de 400.000 vehículos, por un problema detectado en el encendido del motor que podía provocar que el vehículo se detuviera de forma repentina.

BMW

Más recientemente, en noviembre de 2017, BMW llamó a revisión en Norteamérica a 1,4 millones de vehículos por problemas de riesgo de incendio. En concreto fueron 670.000 unidades del Serie 3, con un problema detectado en el cableado del sistema de calefacción y del aire acondicionado, y 740.000 unidades de los Serie 1, 5, X3, X5 y Z4, por una válvula que corría riesgo de oxidación, cuyo mal funcionamiento también podía provocar que el coche se incendiase.