La DGT ha pintado unas líneas verdes en dos carreteras de Palencia pero, ¿Sabes lo que significan? Te lo contamos

Cuando circulamos por la carretera, la mayor parte de la información que recibimos nos llega a través de las marcas viales, ya sean en la propia carretera, en las señales colocadas en los arcenes o encima de la vía.

Estas nos indican cuáles son los movimientos que podemos hacer y, además, crean un lenguaje universal con el que podremos circular en prácticamente todo el mundo. Estas colaboran en conseguir el objetivo de aumentar la seguridad vial y, por tanto, reducir el número de accidentes y fallecidos en nuestras carreteras.

Desgraciadamente, siguen existiendo, por lo que no debes perderte nuestro reportaje sobre qué hacer en caso de tener un accidente. Las carreteras secundarias son los grandes puntos negros de nuestra orografía, y es que es el lugar donde más accidentes de tráfico con víctimas se producen en España.

Para intentar reducir este dato, la DGT no deja de trabajar en nuevas iniciativas para que este tipo de vías vayan ganando seguridad. Por ello, han aplicado una nueva estrategia que ya se había aplicado con éxito en países como Suecia u Holanda: pintar unas nuevas líneas verdes en las carreteras para reducir la velocidad.

No es algo nuevo, y es que las primeras carreteras españolas en adoptar esta nueva medida están en la provincia de Palencia (CL-613 y CL-615). Estas dos carreteras estrenaron las líneas verdes en 2016 y, tras más de tres años de funcionamiento, los resultados recogidos fueron muy positivos.

¿Qué significan las líneas verdes en las carreteras?

Como hemos dicho antes, el experimento de las líneas verdes en las carreteras se aplicó en Suecia y Holanda y demostró que ayudaban a calmar y ralentizar el tráfico. Estas líneas se pintaban en paralelo a las blancas que delimitaban el arcén, pero esta vez en la zona interior de las mismas, es decir, dentro del carril.

Las líneas juegan con el desconocimiento de los conductores, por lo que su color y la colocación que tienen hacen que el que va al volante piense que la carretera se estrecha y, por tanto, reduce la velocidad.

Estas líneas verdes van acompañadas de unas señales verticales que avisan al conductor de que están en vías de velocidad controlada. Con esto, se pretende que los conductores asocien estas líneas a tramos donde puede haber un radar de velocidad y ya “no sea necesaria la instalación de sistemas de control de velocidad, y se obtenga una carretera autoexplicativa”, explica la DGT.

Los resultados obtenidos en las dos carreteras de Palencia son positivos, por lo que no sería extraño ver estas líneas verdes en otras carreteras españolas. Por lo tanto, si te encuentras estos nuevos dibujos en la carretera, no te alarmes, con que reduzcas la velocidad es suficiente. Tendríamos que ver cómo los vehículos de conducción autónoma se adaptan a esta novedad.