El prototipo Zero Gravity de Lexus propone un vehículo muy especial para misiones de exploración en la Luna: una motocicleta capaz de circular a 500 km/h.

No es un coche, no es un avión… es un prototipo de Lexus. Y tampoco podemos decir exactamente que sea una moto, aunque es a lo que más se parece.

Se trata del prototipo Lexus Zero Gravity, y es el proyecto elegido entre una serie de propuestas de vehículo lunar para la que los diseñadores tuvieron carta libre. Eso sí, debían inspirarse en el Lexus LF-30 Electrified, y respetar el concepto “premium”.

El concurso de ideas para reflejar cómo podría ser un mundo lunar en el futuro fue lanzado por la revista internacional de arte y diseño Documental Journal.

Zero Gravity: monoplaza de levitación magnética

El Zero Gravity es un vehículo monoplaza, en el que su único pasajero se sienta y lo maneja como si se tratase de una motocicleta. Pero no tiene ruedas. Para desplazarse se basa en la levitación magnética, y el control se realiza como no podía ser de otra forma en un prototipo tan futurista: el concepto “Tazuna” de Lexus de interacción entre hombre y máquina, que vincula al piloto con el vehículo de la misma forma que un jinete lo hace con su caballo.

La levitación magnética permite al Lexus Zero Gravity mantener el control total del vehículo incluso a velocidades de hasta 500 km/h, sin importar lo accidentada que esté la superficie. El diseño mantiene la doble punta de flecha que caracteriza a los modelos de calle de Lexus.

Otros diseños presentados en el concurso fueron los siguientes:

Lexus Cosmos: un prototipo de vehículo de transporte que puede viajar por el espacio y desplazarse por la superficie lunar, sirviéndose de su diseño moldeado en cristal con una parte delantera que permite utilizarlo como observatorio.

Bouncing Monn Roller: un vehículo lunar que puede saltar y rodar en cualquier ángulo por cualquier terreno. Su cabina y las baterías se integran en una celda giroscópica. Queda protegido por una burbuja flexible, fabricada a partir de nanotubos de grafeno.

Lexus Lunar Cruiser: su creador lo describe como un vehículo polivalente para su utilización por tierra y por aire. Lleva unas grandes ruedas que pueden plegarse 90 grados hacia el exterior para que el vehículo se desplace como un dron.

Lexus Lunar Mision: Con este prototipo podrías volar hasta la Luna, y luego desplazarte sobre su superficie. La doble punta de flecha de Lexus queda aquí reflejada en el diseño de las alas.

Lexus Moon Racer: Una gran burbuja de cristal envuelve al conductor en este vehículo de carácter recreativo, que permite a su “piloto” aprovechar las condiciones de baja gravedad de la Luna para realizar saltos, giros, aceleraciones….

Lexus Lunar: el vehículo ideal para colonizar la Luna. Su estructura se divide en dos partes la inferior con ruedas para poder moverse, y la superior con una zona habitable que puede instalarse en cualquier sitio.