LEGO crea el McLaren Senna a escala 1:1 con más de 5000 horas de ensamblaje. Es el primer modelo interactivo jamás construido

Con 500kg más que el McLaren Senna original, y casi medio millón de piezas. LEGO sorprende tanto a sus fans como a los de la marca británica con una recreación idéntica al modelo convencional.

Una hazaña de resistencia del modelo LEGO. Con las horas empleadas podrían haberse ensamblado a mano nueve McLaren Senna. Una precisión lograda en un trabajo conjunto entre ambas compañías.

McLaren Senna LEGO

El McLaren Senna es el primer LEGO que incorpora partes interiores de un automóvil real. Por el extremo, la cabina tiene elementos reales como el asiento, el volante o los pedales. Lo que subraya su autenticidad.

Por otro lado, elementos como las insignias McLaren, las llantas y los neumáticos Pirelli o las puertas diédricas para facilitar el acceso a la cabina, también se encuentran presentes.

 

Sin duda, una de las novedades más destacadas y debido a la dificultad de conducirlo, es que los aficionados y curiosos pueden subirse a bordo, sentarse al volante, presionar el botón de inicio en el techo e incluso escuchar una simulación de 208 km/h.

Además, pueden operar las luces y el sistema de información y entretenimiento. Apasionados de LEGO o entusiastas del McLaren Senna, podrán disfrutar de esta réplica en Goodwood Festival of Speed ​​en Sussex, Reino Unido.

Datos de la construcción y antecedentes

Asimismo, las estadísticas son alucinantes: se utilizaron 467.854 LEGO individuales en su construcción, casi 200.000 ladrillos más que los que se usaron para construir el modelo 720S de hace dos años y similares a los utilizados en la Volskwagen Transporter.

En consecuencia, los equipos de hasta 10 fabricantes, necesitaron 2,725 horas para juntar todas las piezas del McLaren Senna LEGO. Incluyendo diseño y desarrollo, se invirtió un total de 4,935 horas para crear el modelo, involucrando a no menos de 42 hombres y mujeres del equipo de construcción de LEGO.

No obstante, el McLaren Senna no es el mayor reto del fabricante de juguetes danés, su obra emblema es la construcción del Bugatti Chiron, donde se emplearon cerca de 1 millón de ladrillos LEGO e incluía además un pequeño motor.