El Bugatti Chiron no sólo destaca por sus 1.500 CV de potencia, sino también por su exclusivo proceso de fabricación.

La producción en serie del Bugatti Chiron comienza a coger ritmo. Actualmente, 12 unidades están siendo fabricadas en la planta de producción de Bugatti. Se calcula que a finales de 2017 habrá un total de 70 Chiron en el mercado. El superdeportivo francés es único por muchos razones, entre ellas, por sus increíbles prestaciones (1.500 CV de potencia), pero también por ofrecer un exclusivo proceso de construcción que lo diferencia del resto de marcas y superdeportivos. A continuación desglosamos las claves del proceso de fabricación del coche más caro del mercado: 2,4 millones de euros.

Personalizado al gusto del cliente

La configuración del vehículo se lleva a cabo conjuntamente entre el cliente y un diseñador de Bugatti. Cada Chiron es único y se fabrica de acuerdo a los gustos personales del cliente. Este modelo ofrece 23 colores para su exterior, 31 acabados interiores, 30 tipos de costuras, 18 alfombras y 11 colores de cinturón. Pero es que además de la gama básica, se pueden elegir miles de acabados y opciones diferentes.

Fabricado 100 % a mano

Bugatti Chiron fabricación

En las fábricas de Bugatti no hay robots que automaticen las tareas de producción, todo es llevado a cabo por los 20 trabajadores que construyen el Chiron. Los empleados se dividen por estaciones como en un equipo de Formula 1. El Bugatti Chiron está compuesto por más de 1.800 piezas individuales, de las cuales buena parte son facilitadas por el grupo Volkswagen.

La sede del Bugatti Chiron

Bugatti Chiron fabricación

El superdeportivo es fabricado en planta de montaje “Atelier” situada en Molsheim (Francia). Esta fábrica tiene una superficie útil de 1.000 metros cuadrados y fue inaugurada en 2005. Tiene una configuración ovalada  basada en el logo de la marca francesa, el Bugatti “Macaron”.

En las pruebas finales se recorren más de 300 km

Bugatti Chiron fabricación

Antes de que el Chiron abandone la planta de “Atelier”, el superdeportivo es sometido a un exhaustivo proceso de pruebas dinámicas y funcionales en el que recorre más de 300 kilómetros, alcanzando velocidades superiores a 250 km/h.

Vía: Newspress