Actuar con anticipación, decisión y confianza son algunas de las claves cuando se trata de adelantar de forma correcta y segura en carretera. Si el vehículo a adelantar es un camión la cosa se complica un poco, pero hay que tenerlo claro.

Seguro que estos días has oído hablar del Duotráiler, un proyecto para poner en circulación camiones más grandes, que superarían los 30 metros de longitud. Y seguro que te ha pasado por la cabeza lo difícil que sería adelantar en carretera a un camión de este tipo. Tranquilo, camiones así no circularán por carreteras de doble sentido. Pero tampoco hace falta que un camión alcance esa longitud para que a muchos se les “atasque” la maniobra de adelantamiento cuando se encuentran con uno. Adelantar de forma segura a un camión no es un problema si se actúa como hay que hacerlo en el adelantamiento a cualquier otro vehículo: con anticipación, decisión y confianza.

Adelantamiento a camiones

Pero por sus características especiales, para adelantar a un camión hay que tener en cuenta algunas claves. Ten en cuenta que un camión rígido mide hasta 12 metros, y los tráiler con remolque superan los medir 16 metros, una longitud casi equivalente a la de cuatro coches compactos puestos uno detrás de otro. Con la dificultad añadida del volumen que ocupa el camión en la carretera, que impide ver con facilidad lo que sucede por delante.

Estas sin las 5 claves que debes tener en cuenta al adelantar a un camión.

Adelantamiento a camiones

  1. Prepara el adelantamiento. Y esto requiere anticipación. No hay que pegarse demasiado al vehículo a adelantar para no reducir la visibilidad, y tener espacio suficiente al cambiarnos de carril. Y no te olvides de mirar por los retrovisores para comprobar que otro conductor que nos siga haya intentado adelantarnos a nosotros antes.
  1. Una vez elegido el momento, actúa con decisión. Si es posible, procura alcanzar la velocidad más alta no en el momento en el que estás adelantando, sino antes de realizar el cambio de carril. Reduce las marchas que sea necesario para que el motor esté preparado y responda con brío.
  1. Dispuesto a empezar de nuevo. Si por cualquier motivo tienes la más mínima duda de que no podrás terminar la maniobra sin peligro (tu coche no responde como esperabas, aparece tráfico de frente que no contemplabas, la carretera se te vuelve muy estrecha al iniciar la circulación en paralelo), no sigas. Aborta el adelantamiento y vuelve a colocarte detrás del camión para esperar una mejor oportunidad.
  1. El adelantamiento debe ser lo más rápido posible. Conocer tu vehículo, y saber cómo responde en cada situación (si viajas con o sin carga, por ejemplo) es fundamental. Un coche con poca potencia necesitará más tiempo, pero en cualquier caso la clave es intentar permanecer el menor tiempo posible en el carril contrario.
  1. Una vez sobrepasado el camión, no vuelvas inmediatamente a tu carril. Utiliza el espejo retrovisor y espera –siempre primando la seguridad, si el tráfico en sentido contrario lo permite– a ver por completo el frontal del vehículo adelantado para retornar a tu carril de forma suave y progresiva, sin mover bruscamente el volante.

Adelantamiento a camiones

Ni que decir tiene, aunque no lo hemos mencionado en ninguno de estos cinco pasos que como en cualquier adelantamiento, es obligatorio utilizar los intermitentes, tanto para indicar la intención de iniciar la maniobra como al mientras dura la misa, y también para volver a tu carril.

El futuro: camiones que “ven” por ti

Investigadores y expertos en tráfico y seguridad siguen desarrollando soluciones para hacer que los adelantamientos a camiones en maniobras más seguras. Y en este sentido, llama especialmente la atención la idea de Samsung, de utilizar la parte trasera del camión como si fuera una enorme pantalla en la que representar imágenes. Puedes ver cómo funciona en el siguiente vídeo.

Con unas cámaras que recogen lo que sucede por delante del camión, y gracias a la tecnología de pantallas flexibles OLED, sería posible que las puertas traseras de camión incorporasen estas pantallas, en las que proyectaría lo que el conductor del camión tiene delante. Así, el vehículo que va a realizar el adelantamiento podría ver no sólo si hay tráfico en sentido contrario, sino también si delante del camión circula algún otro vehículo que podría impedir volver al carril de forma correcta tras la maniobra.

Información relacionada:

-10 consejos para viajar seguros en coche este verano