Cinco unidades muy especiales del mítico Lamborghini Miura se dan cita en la 59 edición del Concurso de Elegancia de Peeble Beach. Cada una de ellas encierra una historia.

El Lamborghini Miura es uno de mis coches favoritos de todos los tiempos. El deportivo creado por Marcello Gandini, presentado en el Salón de Ginebra de 1966, siempre me ha cautivado por su espectacular diseño, por las soluciones técnicas que aportaba para su época, por su motor V12, por la historia de rivalidad que existía entre Ferruccio Lamborghini y Enzo Ferrari…

Hablamos de un coche que fue el deportivo de producción más rápido en su momento, del que se fabricaron 763 unidades entre 1966 y 1973, y que es cada vez más apreciado por los coleccionistas y los amantes de los automóviles clásicos.

Ahora, Lamborghini anuncia que exhibirá nada menos que cinco ejemplares del Miura muy especiales en un espacio dedicado a este icónico modelo con motivo del Concurso de Elegancia que tiene lugar en la Semana del Automóvil que se celebra en Monterey.

Los cinco Lamborghini Miura de Peeble Beach

El primero de estos cinco automóviles excepcionales es el Lamborghini Miura P400 número de chasis 3087, cuyo primer propietario fue el piloto suizo Karl Foitek. Se trata de la unidad 22, de serie original de 25 que se fabricaron. Foitek lo tuvo desde 1967 hasta 1972, cuando lo adquirió un segundo comprador, que disfrutó de él durante 40 años. El propietario actual lo compró en octubre de 2018, y lo sometió a un proceso de restauración de la mano de expertos de Lamborghini en los Estados Unidos.

Otro Miura P400, la unidad 10, con número de chasis 3303, se entregó en febrero de 1968 al Shah de Irán, Mohammad Reza Pahlavi. La historia de este Lambo es particularmente curiosa. El Shah lo encargó con paragolpes cromados, un volante especial y algún que otro “capricho”, como neumáticos de clavos, para circular sobre la nieve en una de sus villas en St. Moritz. El coche fue confiscado a su segundo dueño tras la revolución que sufrió el país en 1979, y durante 30 años perteneció al nuevo Shah. Se restauró durante 2018, y su actual propietario lo adquirió a principios de 2019.

Del tercer Lambo que veremos en Pebble Beach teníamos noticias hace poco cuando hablamos de la localización del Lamborghini Miura utilizado en el rodaje de Italian Job, tras más de 50 años de búsqueda. Ahora, esta unidad lucirá con la certificación de ser efectivamente la unidad utilizada durante la escena de la mítica película protagonizada por Michael Cane.

Otro de los Lambos que se reúnen en Peeble Beach es el Miura SV adquirido por Jean Todt en 2016, que se exhibió en el Rétromobile París 2019 tras la restauración realizada el año pasado. Esta unidad es uno de los 150 Miura SV fabricados. Su primer propietario fue Arthur Mechin, un piloto de la RAF que vivió en Sudáfrica, donde el coche estuvo 30 años antes de ser adquirido por un comprador americano en 2001.

Por último, cierra el “lote” otro Miura SVR, en este caso un coche que se fabricó como Miura S y se exhibió en el Salón de Turín en 1968, antes de ser vendido en Italia. Heinz Steber lo compró en 1974 y se lo llevó a Alemania, para solicitar a la fábrica de Sant’Agata Bolognese en 1975 que realizase una preparación especial que llevó 18 meses de trabajo.

Posteriormente, Steber se lo vendió a un coleccionista japonés. Su actual propietario lo adquirió en 2016, y el departamento encargado de la restauración de vehículos históricos de Lamborghini lo ha devuelto a su estado original, tal y como se entregó en 1975.