Este piloto del VAG Trophy consigue recuperar el control de su coche hasta en seis ocasiones superando los ángulos de derrape más insospechados.

Kenan Dole, piloto del VAG Trophy, ha realizado una de las salvadas más increíbles que hemos visto en mucho tiempo. El británico perdió el control en la salida de una curva del circuito de Brands Hatch y con una habilidad majestuosa logró recuperar el control de su coche hasta en seis ocasiones. Su coche llego a estar orientado en perpendicular a la dirección del trazado. ¡Espectacular!

Tras realizar una serie de increíbles maniobras conjuntas, el piloto colisionó levemente con uno de sus rivales en carrera. Probablemente estaba un poco mareado después de hacer tanto drifting, creo que se lo podemos permitir. Por suerte, además de la imagen que se pudo ver en televisión, alguien publicó la secuencia desde la vista onboard del coche. Fíjense en el movimiento de manos que realiza el piloto británico durante la maniobra. Eso es controlar un coche y lo demás son tonterías.