Daniel Ricciardo volvió a hacer de las suyas durante la rueda de prensa posterior al Gran Premio de Malasia. Esta vez su víctima fue el pobre Max Verstappen.

Tras su escatológica flatulencia durante la rueda de prensa del Gran Premio de Singapur, Daniel Ricciardo volvió a la carga durante la carrera que tuvo lugar el pasado fin de semana en Malasia.  Por suerte, el piloto australiano nos deleitó con una actuación algo menos embarazosa, pero mucho más bromista.

Tras conseguir alzarse con la victoria, Max Verstappen se disponía a dar sus impresiones en rueda de prensa cuando de repente Ricciardo derrama una botella de agua en su cabeza. La reacción de Max es realmente admirable.

@maxverstappen1: Pee 1 😂 #MalaysiaGP 🇲🇾 #Formula1 #F1 @sepangcircuit

Una publicación compartida de FORMULA 1® (@f1) el

“Parece que me haya hecho pis encima. A lo mejor lo he hecho” decía Verstappen irónicamente.

Max Vertappen y Ricciardo Malasia