En la última prueba del WRX, Andreas Bakkerud realizó una de las maniobras más espectaculares que se recuerdan.

La última prueba del mundial de Rallycross (WRX) nos ha dejado una de las maniobras más espectaculares de lo que va de año. Andreas Bakkerud, compañero de Ken Block en el Hoonigan Racing Team, sorprendió a todos sus rivales con una de esas maniobras que deja a todo el mundo con la boca abierta.

Tras una salida excelente, el piloto noruego consiguió ponerse en cabeza. No obstante, entre la primera y la segunda curva del circuito, Bakkerud parece perder el control de su Ford Focus, pero nada más lejos de la realidad. No vamos a haceros spoiler de lo que ocurre exactamente después, sólo diremos que su espectacular maniobra le sirvió para mantener la primera posición.

A pesar de la espectacularidad de la maniobra, no es la primera vez que vemos una “salvada” de estas características en el Rallycross. El pasado mes de octubre presenciamos uno de los adelantamientos más increíbles que se recuerdan en la historia del automovilismo. En dicho caso, el protagonista fue Kevin Eriksson, y su maniobra se hizo viral a las pocas horas.