La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil recibe 85 unidades del Land Rover Discovery. La DGT sigue apostando por el combustible diésel como la mejor opción para su flota de vehículos

La DGT elige la gama Land Rover Discovery para comandar los vehículos de la Guardia Civil. Las 85 unidades fueron entregadas la semana pasada en un acto oficial celebrado en Alcalá de Henares.

Asimismo, también destacamos la creciente moda de los SUV, incluso en los cuerpos y fuerzas de seguridad. Un vehículo que se adapta a diversas condiciones en las que un coche convencional pasaría dificultades.

Land Rover Discovery: al servicio de la benemérita

El vehículo escogido para la Guardia Civil es un Land Rover Discovery propulsado por un motor turbodiésel SD4 de geometría variable, cuatro cilindros en línea y dos litros de cubicaje.

Cuenta con una potencia de 240 CV capaz de alcanzar los 207 km/h de velocidad punta. A su vez, incorpora una transmisión automática de ocho velocidades y un sistema total de tracción permanente con diversos modos de conducción.

El Land Rover Discovery se utilizará para las labores de patrulla y vigilancia en las carreteras de todo el territorio nacional. El formato SUV también le otorga la capacidad de adaptarse a cualquier situación o terreno.

Asimismo, como cualquier vehículo de servicio de emergencias, ha sido adaptado a las necesidades de la Agrupación de Tráfico, tanto en acabados estéticos como en señalización.

Tradición y vanguardia en la patrulla de la Guardia Civil

No es la primera vez que la benemérita incorpora un modelo SUV en su flota, hace tan solo unos meses, la Guardia Civil incorporaba 140 Jeep Compass en su parque móvil. Un modelo de gasolina con una potencia de 170 CV.

Probablemente una de las decisiones por las que la DGT ha optado por un cambio de gasolina a diésel sea el consumo, el Jeep Compass tenía un consumo de 9,4 litros, mientras que, el Land Rover Discovery desciende hasta los 7,4.

El dilema o debate actual respecto a los diésel ha pretendido ser un poco disuelto por parte de la delegación, ya que ambos modelos cumplen con la normativa vigente y portan el etiquetado C, según la clasificación de la DGT. Por lo tanto, hay indicios de que el diésel sigue mereciendo la pena.

No obstante, lo único reprochable podría ser la inversión que han realizado en estos vehículos, que cuentan con un precio base de 63.800 euros. ¿No consideran que podrían haber vehículos más asequibles que el Land Rover Discovery con las mismas o mejores prestaciones?

 

 

 

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5 - 1137
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 10,9180 - 340163 - 254

Ver todas las versiones del Land Rover Discovery (56.150€ - 95.000€)