La DGT apoya la propuesta por parte de la Comisión Europea de implantar los sistemas ADAS de forma obligatoria a partir del próximo año.

En la IV Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial se han citado los representantes de las administraciones de tráfico de Cataluña, País Vasco y DGT para hablar sobre seguridad vial. Uno de los temas centrales fue la importancia de los sistemas ADAS.

Sin duda, un apoyo favorable hacia estos sistemas: «deberían ser obligatorios, nos harán reducir la siniestralidad. Yo creo en la tecnología» destacaba Gendrau, director de tránsit de Cataluña.

Importancia de los sistemas ADAS

En primer lugar, el concepto de los sistemas ADAS, es bastante sencillo. Estos sistemas avanzados de asistencia a la conducción facilitan la conducción al usuario, nunca reemplanzándolo, haciendo un viaje más seguro para todos.

Uno de los grandes problemas de estos sistemas es su desconocimiento o mal uso por parte de los conductores. Por ello, se debe tener una serie de conocimientos respecto a su uso o mirar una serie de consejos sobre como utilizar correctamente los sistemas ADAS.

Según un estudio de la DGT, «Influencia de los sistemas de ayuda a la conducción en la seguridad vial», en España se producen más de 90.000 accidentes, con unas consecuencias de más de 1.600 fallecidos y 9.500 heridos graves.

Las causas principales pueden ser muy diversas, pero las más comunes son el factor humano y las distracciones, por ejemplo, con el teléfono móvil. Los sistemas ADAS pueden reducir esas cifras, mitigando o evitando dichos accidentes.

Si todos los automóviles equiparan estas ayudas a la conducción, se reducirían las consecuencias de un 57% de los accidentes, un total de 51.000. Además, el coste directo de siniestros para España supone al año, según datos de la DGT, un total de 9.600 millones de euros, más de un 1% del PIB nacional.

IV Jornada de Tecnología y Seguridad Vial

Hasta esta IV Jornada, se desplazaron representantes de administraciones nacionales e internacionales, como Robert Nowak (Responsable de Asuntos Económicos de la División de Transporte de la ONU) o Jean Todt (Presidente de la FIA y enviado especial de seguridad vial de la ONU).

Hasta el lugar también se desplazaron representantes de la DGT como Álvaro Gómez, Director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, que aseguró que «2la DGT apoya la propuesta de la Comisión Europea para que el frenado autónomo de emergencia, el control inteligente de velocidad, o las cajas negras, sean obligatorios el año que viene. La tecnología va a ser clave para alcanzar la Visión Zero.