Con el sistema de conducción autónoma en atascos del Audi A8 podrás olvidarte del volante y de los pedales… pero sólo en los países en los que las leyes del tráfico lo permitan.

Audi demuestra con el sistema de conducción autónoma en atascos Audi AI traffic jam pilot del nuevo Audi A8 que muchas veces los fabricantes de automóviles van por delante de la legislación. Y esto es algo que va a dar mucho que hablar en los próximos años, en los que las marcas se han embarcado en una carrera frenética para ofrecer coches con conducción autónoma.

¿El problema? Pues que la legislación varía según los países, tanto en materia de homologación como en leyes y reglamentos de tráfico. En la actualidad, por ejemplo, Audi no puede comercializar un A8 con sistema de conducción autónoma en España. Algo que sí es posible en Alemania, que modificó la ley en 2017 para que se puedan utilizar en este país coches con funciones automatizadas como las que ofrece el Audi A8, primer vehículo del mundo con nivel 3 de conducción autónoma.

conduccion autonoma audi a8

Como puedes imaginar, queda mucho camino por recorrer. Y uno de los principales problemas a resolver es el de establecer un marco legal que determine la responsabilidad en caso de un accidente. ¿La culpa es del conductor o del coche, que iba “conduciendo solo”? Aquí entrarán en juego las “cajas negras”, que se encargarán de almacenar y recoger los datos para análisis posterior.

Pero eso es otra historia, veamos ahora cómo funciona y qué es capaz de hacer el sistema de conducción en atascos del Audi A8

Conducción autónoma sí, pero….

No, no pienses que te vas a montar en el coche directamente en el asiento de atrás, le vas a decir que te lleve y vas a llegar al destino sin más. Eso sería conducción autónoma de nivel 5, y todavía queda mucho para ello. El Audi A8 cuenta con conducción autónoma condicionada.

Para que lo entiendas, a diferencia del sistema de conducción en atascos que estrenó el Audi Q7 y ya puede equipar incluso el Audi A3, el Audi A8 también es capaz de controlar el acelerador, los frenos y la dirección durante ciertas situaciones, pero con una diferencia fundamental: no hace falta que supervise continuamente el tráfico, lo que permite dedicar el tiempo en el que el coche se mueve de forma autónoma a otras actividades, por ejemplo, cualquiera de las muchas que ofrece el sistema multimedia del vehículo: consultar noticias, actualización en redes sociales, llamadas de teléfono…

conduccion autonoma audi a8

Requisito imprescindible es que el conductor pueda ser siempre “monitorizado” por una cámara de video interna que es capaz de determinar si se encuentra o no preparado para asumir de nuevo el control del coche si es requerido para ello. Podrías, por ejemplo, incluso leer las noticias en una tablet o un periódico… siempre y cuando no te tapase la cara y los ojos. Si la legislación del país lo permite, también sería posible visualizar un programa de televisión.

El coche que todo lo ve

En teoría todo esto pinta muy bien. En la práctica, ¿cómo consigue el sistema de conducción autónoma en atascos del Audi A8 interpretar el tráfico para poder asumir las tareas propias de la conducción? Pues utilizando un completo conjunto de sensores entre los que se encuentran doce de ultrasonidos, cuatro cámaras de 360 grados, cuatro sensores de radar de medio alcance en las esquinas y uno de largo alcance en la parte delantera y un novedoso escáner láser frontal, más dos cámaras adicionales en el borde superior del parabrisas y en la parte superior de la instrumentación.

conduccion autonoma audi a8

Toda la información recogida por estos sensores se manda a un controlador central que Audi denomina zFAS. Tiene el tamaño aproximado de una tablet, y según la marca, su potencia de cálculo supera a la de todos los procesadores juntos utilizados en la anterior generación del A8. Lo mejor es que lo veas en este video.

 

 

Así funciona el Audi AI traffic jam pilot

Para poder funcionar, el sistema de conducción autónoma en atascos del Audi A8 requiere que se circule por una vía que tenga varios carriles y separación física entre calzadas, que no existan peatones o semáforos en el rango de alcance de los sensores del coche y que el tráfico sea denso en todos los carriles.

Cuando se cumplen estas condiciones el sistema indica al conductor que puede ser activado, lo cual se realiza de forma tan fácil como pulsar el botón “Audi AI” en la consola central. Mientras pueda permanecer activo, esto es, mientras se cumplan las condiciones anteriores y la velocidad no supere los 60 km/h, el coche se mantendrá en su carril controlando la aceleración, el volante y los frenos, parando e incluso arrancando de nuevo si es necesario.

conduccion autonoma audi a8

El conductor puede soltar por completo las manos del volante y despreocuparse. El sistema del Audi A8 es capaz incluso de reaccionar a la típica situación en la que un vehículo se “cuela” delante en tu mismo carril de forma repentina. En el momento en el que el tráfico empieza a ser fluido y se alcanzan los 60 km/h, o si el sistema detecta que el conductor puede dormirse, se realiza una serie de avisos luminosos y acústicos en tres fases para que se haga de nuevo cargo de la conducción. De no hacerlo, el Audi A8 iniciaría una frenada de emergencia controlada, disminuyendo la velocidad de forma progresiva hasta detenerse por completo.

conduccion autonoma audi a8

No, no es ciencia ficción. En la actualidad, un cliente de Audi puede comprar un A8 con el sistema de conducción autónoma en atascos y utilizarlo en Alemania. Y el sistema podría funcionar perfectamente sin necesidad de adaptaciones técnicas en España… pero sería completamente legal, pues de momento, ni siquiera con un sistema de este tipo la legislación española en materia de tráfico permite soltar las manos del volante.