El nuevo Ford Focus cuenta con un sistema de Alerta de Dirección Contraria que avisa al conductor si se entra en una autopista o una autovía en la dirección equivocada.

Se aplica el término de conductores kamikazes a aquellos que circulan en una autopista o una autovía en dirección contraria, con el riesgo que ello conlleva al poner el peligro su vida y la del resto de los automovilistas con los que comparten carretera. Estos conductores kamikazes pueden circular en sentido contrario a la marcha de forma intencionada (una apuesta, tendencias suicidas…), pero también por un despiste, o producto de la pérdida de facultades que supone conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. En España, a estos conductores la DGT los denomina Conductores en Conducción Contraria (CCC).

Y precisamente para evitar las consecuencias que puede producir entrar por error en una autopista o en una autovía circulando en sentido contrario a la marcha, Ford ha introducido en el nuevo Ford Focus un sistema denominado Alerta de Dirección contraria.

Así funciona la Alerta de Dirección Contraria del Ford Focus

El sistema se basa en la misma tecnología que se utiliza para otras ayudas a la conducción, como el Reconocimiento de Señales de Tráfico, además del posicionamiento GPS a través del sistema de navegación del vehículo. La cámara de reconocimiento de señales de tráfico detecta si el conductor pasa por dos indicaciones de dirección prohibida, que son las que se utilizan para delimitar el paso en sentido contrario a ambos lados de una vía de acceso en una autopista o una autovía.

Alerta Dirección Contraria de Ford

Si el sistema reconoce que el conductor entra por error en una de estas vías de acceso, alerta mediante una advertencia en el cuadro de la instrumentación con una señal y un símbolo de dirección prohibida, además de con un mensaje de advertencia para que el conductor compruebe si va en dirección correcta. Puedes verlo en acción en este vídeo:

De momento, Ford ha avanzado que el sistema de Alerta de Dirección Contraria estará disponible en Austria, Alemania y Suiza. Es de esperar que pronto se ofrezca también en otros países europeos, incluyendo España, además de extenderse al resto de la gama de vehículos Ford.