El exclusivo Koenigsegg CCXR Special One choca en las calles de la capital mexicana

Uno de los dos únicos fabricados Koenigsegg CCXR Special One, el que estuviera bajo la propiedad de la familia real qatarí, Al–Thani, ha sufrido un serio accidente durante el pasado fin de semana quedando fuertemente dañado.

Según recogen las imágenes del accidente, el vehículo impactó fuertemente contra una farola situada fuera de la calzada. Un choque que vino originado por la pérdida previa del control del hiperdeportivo.


Este fragmento da a entender que, una velocidad inadecuada, pudo estar entre las causas de este brutal choque contra el mobiliario urbano de la capital de México. Se desconoce el alcance de los daños reales que ha padecido esta pieza única pero, dadas las imágenes que circulan por internet, podrían ir más allá de los datos estéticos que se aprecian en el frontal, lateral y suspensión delantera.

Un Koenigsegg CCXR Special One cuyo motor biturbo V8 de cuatro litros parece que no ha sido dañado. Este coche es capaz de producir más de 1.000 CV, alcanza los 100 km por hora partiendo desde 0 en tan solo 3,1 segundos y la velocidad máxima por encima de 400 km/h.

Un capricho árabe que ha recalado en América

El Koenigsegg CCXR Special One fue manufacturado en 2010 bajo la petición de Ana Al-Thani, miembro de la realeza catarí, con un coste de más de un millón y medio de dólares.

Este coche ha sido visto por las calles de París, Londres y, desde el mes de octubre del pasado año, ha sido visto por Ciudad de México donde su nuevo dueño no ha dudado en mostrar al mundo su adquisición a través de su cuenta de Instagram donde publica las fotografías mediante el pseudónimo de @don_Koenigsegg.

Se especula con que el cambio de la titularidad del coche vino a partir de una suma de más de cuatro millones de dólares por este Koenigsegg CCXR Special One que pasa sus peores momentos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Blue diamond 💎

Una publicación compartida de @ don_koenigsegg el