Kia añade la interesante versión GT-Line a la gama Kia Rio, que estará disponible en verano con el motor 1.0 T-GDI de 120 CV.

Las versiones GT-Line tienen una gran aceptación en la gama Kia. Por ello, tras los Kia Sportage y Kia Picanto GT-Line, la marca coreana añade esta variante a la gama Kia Rio. Se trata de un acabado que incluye detalles de personalización que transmiten una imagen deportiva, pero sin que lleguemos a hablar de coches que comprometan el confort para el uso diario. La presentación tendrá lugar en el Salón de Ginebra 2018, y el Kia Rio GT-Line estará a la venta en verano.

kia rio gt line

Entre los detalles de diseño que caracterizan al Kia Rio GT-Line destacan las llantas exclusivas de 17 pulgadas y los grupos ópticos LED inspirados en los del Kia Ceed GT. El spoiler negro trasero, los marcos cromados en la ventanillas y la doble salida de escape le dan al Kia Rio ese “toque” diferente al del resto de versiones de la gama. Entre los cinco colores de carrocería para elegir, destaca el grafito platino, además de los rojo, blanco, negro y plata.

kia rio gt line

En el interior, tapicería en cuero sintético con costuras en color de contraste, nuevo volante, inserciones metálicas en distintas zonas y un acabado para el salpicadero imitando fibra de carbono.

Kia Rio GT-Line: con motor 1.0 TGDi de gasolina

El motor elegido por Kia para el lanzamiento al mercado de esta versión GT-Line es el fantástico 1.0 T-GDi de gasolina con tres cilindros en su versión de 120 CV. Un motor que ya utilizan otros modelos de Kia y de Hyundai, y que ha demostrado estar entre los mejores de su clase por agrado de utilización y relación entre prestaciones y consumo.

kia rio gt line

Anuncia 120 CV a 6.000 rpm, y ofrece un par máximo de 172 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm. Acoplado de serie a una caja de cambios manual de 6 marchas, permite al Kia Rio GT-Line homologar un consumo medio de 4,7 l/100 km, cifras todavía según el ciclo NEDC. Más adelante, tras el verano, la gama Kia Rio GT-Line contará con nuevas variantes mecánicas, entre ellas una versión de acceso con motor de gasolina atmosférico de 1,2 litros. También se podrá optar por el cambio automático de doble embrague.