El futuro de la firma plantea un sustituto para el Jaguar F-Type, eléctrico o de gasolina, que ya empieza a tomar forma

Con la consecución del premio como mejor Coche del Año 2019 para el Jaguar I-Pace, un SUV eléctrico que asegura más que movilidad sostenible, la marca británica trabaja desde hace más de dos años en una gama de coches eléctricos que, por un lado, garanticen la salud económica cumpliendo los estándares ambientales vigentes y, por otro, la deportividad de la que siempre ha hecho gala el fabricante.

Desde una berlina eléctrica de alta gama hasta un SUV destinado al uso urbano y familiar con acumuladores energéticos, pasando por un deportivo de altas prestaciones que prescindiera de la gasolina. Estos tres puntos del triángulo equilátero mandan en el esquema de futuro eléctrico de Jaguar.

Y, respecto del próximo Jaguar deportivo, ha hablado Ian Callum, figura representativa y jefe de diseño que ha dirigido la concepción de siluetas tan bellas como el Jaguar F-Type, con los compañeros de la publicación AutoCar.

2021, el año clave

En estas declaraciones, Callum afirma que Jaguar ya trabaja en el reemplazo del Jaguar F-Type, actualmente, el modelo más deportivo del catálogo. Su sustituto no llegará de manera inmediata ya que, incluso, acaba de sufrir un lavado de cara que actualiza su atractivo porte. El actual representante más deportivo de la familia de felinos tiene hasta 2021 garantizada su comercialización.

Sería entonces cuando pudiera llegar el sucesor del Jaguar F-Type.

¿Eléctrico o de gasolina?

El mismo Callum asegura que en Jaguar reflexionan aún sobre este tema. Se plantea la disyuntiva entre dar carpetazo a los motores de combustión en los deportivos de mayores prestaciones o bien hacer un último homenaje a los bloques térmicos.

Jaguar ha demostrado que, incluso en sus modelos más legendarios o veteranos, ha sido capaz de transformar coches como el Jaguar E-Type en eléctricos.

Queda descartada, por lo tanto, de una versión eléctrica del Jaguar F-Type, sería un modelo nuevo que reemplazara, bien como coche dependiente de la gasolina, bien como coche eléctrico.

Las prestaciones que ofrecen los automóviles eléctricos de alto rendimiento, aseguran un nivel de deportividad que iguala o, incluso, supera lo que los deportivos con motor tradicional han ofrecido en exclusiva hasta hace pocos años.

De hecho Callum afirma en la entrevista que el rendimiento de sus coches eléctricos y de los sistemas dependientes de la electricidad no son un problema. Solo una condición más.

Por eso en Jaguar tienen una única premisa y es clara: han de construir un nuevo deportivo, con lo que esa palabra significa Con esa exigencia partirá la nave del equipo de diseño con la guía de una nueva hoja de ruta del modelo que está por venir.