Los sistemas ADAS, la visión Zero o la formación vial fueron algunos de los temas abarcados en esta jornada de tecnología y seguridad vial celebrada en Madrid

El pasado 8 de Abril en el auditorio de la Mutua Madrileña, se celebró la 4º jornada de tecnología y seguridad vial. Organizada por la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL) y Carglass España.

Un evento que recogió a integrantes de las administraciones como la DGT, la ONU o entidades autonómicas, en este caso, País Vasco y Cataluña. Mediante ponencias, altos cargos y especialistas del sector manifestaban sus opiniones respecto a estos temas.

Los sistemas ADAS

Sin duda, este fue uno de los temas principales de la jornada. La implantación obligatoria de los sistemas ADAS para el próximo año es una propuesta que tanto la DGT como la Comisión Europea tienen en mente.

No obstante, la gran preocupación de estas entidades es la falta de conocimiento en dichos sistemas de ayuda a la conducción, tanto por parte de los usuarios y conductores como de los trabajadores de ciertos sectores como puede ser los talleres mecánicos.

Potenciar el uso de estos sistemas puede evitar o reducir el número de accidentes en las carreteras, un objetivo que por supuesto también se abarcó en esta jornada de tecnología y seguridad vial.

Vision Zero

Se puede decir, que de todos los temas abarcados, el objetivo principal es el de reducir la cifra de siniestros y muertes a cero. Una marca a largo plazo que desde las administraciones pretenden reducir en los próximos años.

Evidentemente, es una cifra difícil de alcanzar, aún implementando nuevas tecnologías. El desconocimiento o la novedad de dichos sistemas provoca un uso irracional o inefectivo de ellos.

Por lo tanto, hasta que el proceso de asimilación a estas tecnologías termine, será complicado reducir a cero la cifra. Aunque es cierto que la cifra ha reducido considerablemente en los últimos años.

Factor humano y medidas preventivas

El motivo que más provoca el incremento del número de accidentes es el factor humano, ya sea por distracción, descuido u otros motivos. Lo que está claro es que hay que tomar medidas preventivas para evitar que la cifra de accidentes crezca.Asimismo, las propias compañías de coches están aplicando mejoras y tecnología para que nuestros trayectos sean más seguros de lo que lo son en la actualidad.

En primer lugar, se destacó el factor humano a la hora de utilizar el teléfono móvil mientras conducimos, lo cual supone un grave problema, y por el que se está aplicando tecnologías y sistemas como el modo coche o comandos de voz para no tener que quitar las manos del volante.

De la misma forma, en estas jornadas de tecnología y seguridad vial, también se mencionaron las propuestas que marcas como Volvo querían implantar. Medidas relacionadas con la velocidad, un factor relevante en los accidentes, pretendiendo reducir la velocidad máxima de los vehículos a 180km/h.

Formación Vial

Finalmente, hay que destacar que el centro de todo lo expuesto en esta jornada de tecnología y seguridad vial fue la formación vial. Es decir, el conocimiento respecto a la normativa y los valores morales necesarios para poder circular de forma segura.

Uno de los planteamientos expuestos fue la idea de implantar unos conocimientos sobre seguridad vial en los sistemas educativos. No esperar a la mayoría de edad para iniciar una formación respecto a un tema presente todos los días de nuestra vida.

A su vez, también se puso sobre la mesa, la idea de establecer un nuevo examen de conducir cada 5-10 años y más específico, para aquellos conductores que poseen el carnet muchos años. Una idea de renovación y adaptación a las nuevas tecnologías.