BMW, Daimler, Ford y Volkswagen se han unido para desarrollar una red de recarga para coches eléctricos de alta velocidad que recorrerá todo el continente europeo.

Varios fabricantes se han unido para crear una red de recarga de alta velocidad para coches eléctricos denominada IONITY. Los grupos Daimler, BMW, Ford y Volkswagen (con Audi y Porsche como representantes) han anunciado la formación de esta joint venture que perseguirá la implementación de la movilidad eléctrica. Las 400 estaciones de carga de la red IONITY estarán repartidas por todo el continente europeo y se espera que estén terminadas de aquí a 2020.

A priori, esta red de recarga de alta potencia facilitará los recorridos de larga distancia y supondrá un importante paso adelante para los vehículos eléctricos. Esta joint venture, con sede en Munich (Alemania), tiene como consejero delegado a Michael Hajesch y a Marcus Groll como jefe de operaciones, con un equipo en crecimiento que alcanzará los 50 empleados a principios de 2018.

IONITY

“La primera red paneuropea de alta potencia juega un papel esencial a la hora de establecer un mercado para vehículos eléctricos. IONITY hará posible nuestro objetivo común de ofrecer a los usuarios un servicio de carga rápida que se pueda pagar de manera digital que facilite los recorridos de larga distancia”, asegura el consejero delegado de la joint venture.

De aquí a final de año se pondrá a disposición del público un total de 20 estaciones. Las primeras instalaciones de esta red estarán ubicadas en Alemania, Austria y Noruega, a intervalos de 120 kilómetros a través de colaboraciones con “Tank & Rast”, “Circle K” y OMV.

A lo largo de 2018, se ampliará la red hasta superar las 100 estaciones. Cada una de ellas permitirá que múltiples conductores, al volante de marcas de vehículos diferentes, puedan cargar sus coches de manera simultánea.

La red utilizará el estándar europeo de Sistema de Carga Combinada (CCS), un sistema que permitirá reducir significativamente los tiempos de carga con respecto a los sistemas usados actualmente. La capacidad de sus puntos de carga ascenderá hasta los 350 kW.

Por el momento, solo forman parte de esta joint venture los fabricantes antes mencionados  (Grupo BMW, Daimler AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen), pero en el futuro podrían unirse otras muchas marcas.