El programa de motor británico ha creado una de las fusiones híbridas más curiosas que se recuerdan: un yate de lujo – Superseeker Hawk 27 – con un Ssang Yong Rodius.

El Ssang Yong Rodius es probablemente uno de los coches con menor atractivo visual que existen, pero ¿qué ocurriría si convirtiésemos al SUV surcoreano en un yate de lujo? El programa de motor Top Gear sigue asombrando a todo el mundo – muchos son quienes ya prefieren el show de la BBC frente a “The Grand Tour” –, y en su último capítulo han creado uno de los vehículos más peculiares que se recuerdan: un yate de lujo que incorpora la carrocería del Ssang Yong Rodius en su cubierta.

Ssang Yong Radius convertido en un yate de lujo

El Ssang Yong Rodius siempre ha sido definido por Top Gear como un coche “monstruoso”. “Su interior es simplemente horrible”, “es un vehículo en el que sólo podría montar un taxista extravagante y sin sentido de la vergüenza” aseguraban desde el programa en su momento. A pesar de ello, los presentadores no han perdido la oportunidad de realizar este experimento, y el resultado es un barco de lujo – un Sunseeker Hawk 27 – con el salpicadero, el volante, los cuadros de mandos, asientos y el maletero de un Rodius; eso sí es extravagante…

Ssang Yong Radius convertido en un yate de lujo

Ssang Yong Radius convertido en un yate de lujo

Para los presentadores del programa (Chriss Harris, Rory Reid y Matt Le Blanc), su creación mejoró con creces su opinión sobre el Ssang Yong Rodius de cuatro ruedas. “Tengo que decir que es mucho mejor de lo que esperaba. Es mejor que conducir el Ssang Yong Rodius, de hecho diré que no es una auténtica basura” aseguraba Harris durante el episodio.

El yate creado por Top Gear también fue evaluado por uno de los invitados habituales del programa, Eddie Jordan (dueño del antiguo equipo Jordan de la Formula 1), y la crítica nada tuvo ver con el discurso de Top Gear. “Si hay dos diseños que nunca deben ser fusionados, ese es el caso del Hawk 27 y el Rodius. La idea en sí es perversa, una auténtica herejía. Parece la típica idea que se le ocurriría a un científico loco de dibujos animados” aseguraba Jordan en un artículo que fue publicado en la revista Boat International.

Ssang Yong Radius convertido en un yate de lujo