El Lamborghini Huracán de este video acabó calcinado tras un cúmulo de circunstancias inexplicables.

Los accidentes suelen ocurrir por una confluencia de circunstancias, y lo que vemos en estas imágenes es precisamente eso, una serie de catastróficas desdichas. El pasado sábado descubríamos que un Lamborghini Huracán acababa en llamas tras un incidente en una gasolinera cerca de San Luis (Estados Unidos). Con el paso de los días, hemos ido conociendo mejor la historia hasta descubrir quién ha sido el verdadero culpable de este incidente.

La secuencia de los hechos

Llantas del Lamborghini Huracán

El propietario del Lamborghini Huracán entró al establecimiento para pagar el respostaje, cunado de repente su coche entró en llamas. ¿Qué había ocurrido? En un primer momento, nadie lo supo… Pero la prueba definitiva fue aportada por un testigo que grabó la escena previa al incidente.

Los despistes se pagan caros en una gasolinera

En el video compartido por el testigo se puede apreciar como una furgoneta, que repostaba en el surtidor contiguo al Lamborghini, emprende la marcha sin desconectar la manguera. Este inexplicable descuido termina con la manguera arrancada y provoca que el combustible del surtidor fuera proyectado en grandes cantidades, con la mala suerte de que parte del mismo acabó en el motor V10 del Lamborghini que estaba repostando al lado. Lo que ocurrió después ya os lo podéis imaginar…

La policía no tardo en encontrar al culpable de este incidente, el conductor de la furgoneta, que evidentemente tendría una calurosa charla con el propietario del Lamborghini azul tras lo ocurrido.