La antigua generación del Ford GT ha recibido un kit de mejoras por parte del preparador americano Heffner Performance que incrementa su potencia hasta los 2.000 CV.

La anterior generación del Ford GT está más viva que nunca, al menos así quiere que sea el preparador Heffner Performance, puesto que ha presentado un kit de mejoras que incrementa las prestaciones del deportivo americano hasta cotas inimaginables. Es cierto que a día de hoy todos los focos están en el nuevo Ford GT, pero lo que estamos a punto de contarte te devolverá el interés en la versión anterior.

Primera etapa: 1.150 CV de potencia

El preparador con sede en Florida ha publicado en su pagina web dos paquetes de mejoras para el antiguo Ford GT. En la primera etapa de mejoras, el coche eleva su potencia hasta los 1.150 CV de potencia, gracias a una serie de mejoras en el motor, un nuevo sistema de admisión y un escape de titanio. Esta primera fase de modificaciones tiene un coste de 42.000 $ (37.000 € al cambio).

Segunda etapa: ¡2.000 CV!

En la segunda etapa de Heffner Perfoamance las cosas se ponen aún más interesantes para el Ford GT40. El propulsor V8 sobrealimentado del deportivo americano ve su potencia incrementada hasta los 2.000 CV con esta última preparación; eso son 500 CV más que el Bugatti Chiron por ejemplo… ¡casi nada! Esta segunda etapa implica la incorporación de un doble turbo y un chasis reforzado. Según el preparador americano, el Ford GT se convierte en una auténtica bestia de los drag race con este kit de mejoras.

Supongo que la mayoría de vosotros pensaréis, si tuviera dinero para comprarme un Ford GT, ¿para que querría que tuviera 2.000 CV? La realidad es que no tendría mucho sentido adquirir esta preparación para conducir por la calle, salvo que quieras convertirte en el rey del ¼ de milla. Conscientes de ello, Heffner Performance ofrece otros muchos componentes para satisfacer las necesidades de sus clientes, tanto del nuevo Ford GT como de otros deportivos. Si eres un aficionado del tuning, te recomendamos que le eches un vistazo a su página web, aunque ya te avisamos que el preparador americano no es apto para bolsillos apretados.