El piloto italiano Fausto Bormolini recorrió un tramo en bajada de la “rampa de Falperra” con un Formula 3000 de más de 700 CV de potencia. La secuencia pone los pelos punta…

Siempre hemos pensado que un monoplaza está hecho para correr en circuito únicamente, ¿pero que ocurre si lo sacamos de su entorno natural y lo intentamos llevar al límite en un puerto de montaña? Lo normal es pensar que el vehículo acabará hecho añicos, no solo porque sea un coche demasiado potente para una carretera revirada y estrecha, sino también porque las irregularidades del asfalto pueden provocar un continuo roce con el suelo del coche. A pesar de ello, siempre hay alguien dispuesto a desafiar las leyes de la naturaleza…

En siguiente video podemos ver el descenso efectuado por el piloto Fausto Bormilini a un puerto de montaña italiano: Rampa da Falperra. El monoplaza con el que lleva a cabo la secuencia es un Formula 3000 con una potencia aproximada de 700 CV y un peso cercano a los 700 kg. En alguno tramos, el vehículo alcanza los 260 km/h, ¡simplemente impresionante!

https://www.youtube.com/watch?v=CNl4MQj3s4Y