El nuevo Czinger 21C ya tiene rostro definitivo. Un hiperdeportivo limitado a 80 unidades y con un motor capaz de entregar 1.250 CV de potencia.

Hace unos días os contábamos que el nuevo supercoche híbrido que se presentaría en el próximo Salón de Ginebra 2020. Y así será. Pero las imágenes que os ofrecimos entonces eran más propias de un teaser que de un diseño definitivo. Ahora, sobre el asfalto de Laguna Seca, os enseñamos a este Czinger 21C que apunta a batir todos los récords de aceleración.

Excelso sistema de propulsión híbrido

Desarrollado y diseñado en California, Estados Unidos, el Czinger 21C se ha fabricado utilizando impresiones 3D. Czinger es una marca convencida de poder ser la primera compañía de todo el mercado automovilístico en aplicar nuevas tecnologías de fabricación. Una de las cosas más llamativas de este coche es que el puesto del conductor es en posición central, posicionándolo delante del otro ocupante.

Por otro lado en cuanto a su propulsión, el hiperdeportivo 21C cuenta con un sistema híbrido que rompe con todos los parámetros conocidos. Su motor V8 de 2,88 litros (a priori no es gran cosa) cuenta con dos turbos colocados en el centro del coche. Sus dos motores eléctricos alimentan, cada uno, a una rueda delantera. La caja de cambios manual automatizada y ultraligera, es de 7 velocidades. Con un peso inferior a los 1.200 kg, la tracción a las 4 ruedas presenta una relación peso-potencia de 1:1.

Con toda esta preparación de prestaciones, ahora os desvelamos lo mejor del pastel. El motor entrega 1.250 CV totales con la aguja del cuentarrevoluciones a 11.000 rpm. Gracias a su potencia y su peso, es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en 1,9 segundos. ¡1,9! Pero lo mejor de todo es que Czinger nos ha dado los datos de su 0-300-0 o lo que es mejor, su capacidad de alcanzar los 300 km/h y de volver a pararse por completo. En apenas 15 segundos, el C21 consigue alcanzar los 300 km/h y frenarse en seco. En 15 segundos. Es más, también tenemos su 0-400-0 km/h. 29 segundos es la cifra en la que lo consigue. Alucinante…

Elementos combinados a la perfección

El diseño de este 21C podría catalogarse de icónico. Cada corte de su figura exterior combina las características gráficas y funcionales. Gráficas porque como decíamos está basado en impresiones 3D y funcionales porque su eficiencia aerodinámica en cada acabado de su carrocería no tiene rival. Nunca un coche de producción ha combinado tantos elementos de diseño así.

El próximo 3 de marzo veremos su puesta de largo en el Salón de Ginebra. Por las fotos y lo que la marca nos cuenta de este hiperdeportivo, nuestras expectativas están por encima de cualquier cosa. Veremos si se cumplen.